scorecardresearch

Sergio Felipe y De la Fuente, a hombros en Santa Cruz

EFE
-

Los novilleros salieron triunfadores de la novillada celebrada este sábado tras cortar dos orejas cada uno.

Los novilleros, saliendo a hombros. - Foto: BullStar

Los novilleros Sergio Felipe y Daniel de la Fuente salieron triunfadores de la novillada celebrada este sábado en Santa Cruz de Mudela, tras cortar dos orejas cada uno.

Un festejo taurino en la plaza de toros de Las Virtudes es un acontecimiento singular por la belleza del coso ciudarrealeño construido en el siglo XVII. Y cuando el espectáculo no es para tirar cohetes -como es el caso- al menos uno se queda con la imagen de tan encantador escenario.

Lo más destacado de la novillada llegó en el tercero, ante el que Daniel de la Fuente estuvo en novillero, con arrojo, aunque queriendo torear bien a un utrero con apariencia de eral que tuvo clase hasta que las fuerzas le aguantaron, que fue aproximadamente, cuatro tandas. Luego se defendió, tumbándolo a la segunda.

En el sexto se arrimó ya que su oponente apenas tuvo recorrido, arrancándole la oreja que le abrió la puerta grande.

Junto a Daniel de la Fuente salió a hombros Sergio Felipe. Su primero -que también lo fue de la tarde- metió bien la cara por el izquierdo, llegando a gatear tras ella, aunque su querencia a tablas desordenó un tanto su lidia. Anduvo firme Felipe, tirando de la embestida y tragando paquete, llegando a sufrir dos volteretas y matando al segundo intento.

El cuarto fue noble, soso y muy blando. Quería embestir, pero no podía. Le faltaban fuelle y riñones. El albaceteño hizo oídos sordos a los gritos llegados desde el tendido para que matara antes a su escurrido oponente hasta que le fue concedida una oreja de escaso peso.

Fran Ferrer dio muchos pases -sobre todo al manejable quinto- pero dejó escaso recuerdo de ellos en la memoria de quienes se congregaron en el precioso coso cuadrado de Las Virtudes.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis novillos de Ignacio Tomás Frías. De presentación desigual, con varios novillos escurridos de carnes (segundo, tercero y cuarto), nobles aunque faltos de empuje. Mejores tercero y quinto.

Sergio Felipe, oreja y oreja.

Fran Serrano, silencio y ovación tras aviso.

Daniel de la Fuente, oreja y oreja.

La plaza registró menos de media entrada.