scorecardresearch

1.800 personas optan a 397 puestos del Plan de Empleo

M. Lillo
-

El plazo de inscripción finalizó el día 20 y la formalización de contratos no está previsto que se haga «al menos hasta octubre», lo que reducirá la tasa de paro

1.800 personas optan a 397 puestos del Plan de Empleo - Foto: Rueda Villaverde

Con la crisis derivada del coronavirus y el incremento del desempleo que ésta supuso, se encendieron todas las alertas sobre la situación económica que atravesaban muchas familias. Las instituciones se pusieron manos a la obra para tratar de paliar ese nuevo escenario, que ha tenido su cara más dramática en las colas del hambre que se han registrado a las puertas del Banco de Alimentos o ante el convento de las Hermanas de la Cruz de la capital. Con ese reto por delante, la Junta de Comunidades y la Diputación provincial aunaron fuerzas y lanzaron el plan de empleo más ambicioso de la historia: cerca de 3.700 empleos en el conjunto de la provincia, de los que 397 corresponden a la capital.

El plazo para inscribirse en el mismo permaneció abierto del 9 al 20 de agosto y el número de solicitudes registradas rondarán las 1.800, según las primeras estimaciones realizadas a este diario por el concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto, quien recordó que las inscripciones podían hacerse tanto de forma telemática como presencial, con citas previas que se han ido concretando cada diez minutos en la sede del Impefe, en la Casa de la Ciudad, el centro social de La Granja y el Registro Municipal. El último día, dado que la agenda de citas se encontraba completa, se derivaron a algunos solicitantes a Correos para formalizar su solicitud.

Aunque se trata del plan de empleo más ambicioso que se ha lanzado en cuanto a horas de contrato, en este caso son 397 puestos con una duración de seis meses -en alguna ocasión se ha llegado a los 500 empleos, pero para contratos de sólo tres meses, el número de solicitudes ha sido menor que en otras convocatorias. Así lo puso de relieve el también presidente del Impefe, quién comentó que en otras ocasiones se alcanzaron las 3.000 peticiones para alrededor de 200 empleos, por lo que matizó que habrá que analizar la causa de que la proporción en este caso haya sido menor.

A pesar de eso, destacó la importancia de esta herramienta para permitir la incorporación al mercado laboral de casi 400 personas durante medio año, a lo que se sumará, además, la formación y la orientación que ofrecerá el Impefe para conseguir que esa incorporación sea permanente. «En muchos casos se consigue», destacó el concejal en referencia a personas que tenían dificultades para acceder a un empleo y que tras el seguimiento y orientación del instituto municipal han logrado hacerse con un puesto de trabajo. 

Quienes resulten seleccionados desarrollarán trabajos en las distintas concejalías del Ayuntamiento, existiendo un amplio abanico de empleos: desde monitores a ordenanzas, ingenieros, maestros, técnicos u operarios, entre otros. En septiembre se prevé que se lleve a cabo la baremación, que dará paso después a la publicación de la lista provisional de admitidos, la apertura de un plazo para las posibles alegaciones y la publicación del listado definitivo. Por todo ello, la contratación no se efectuará, «al menos, hasta octubre». 

El edil de Promoción Económica considera que la contratación mediante este plan de empleo «se notará mucho en Ciudad Real», ya que serán casi 400 personas las que saldrán de las listas del paro al menos durante un semestre. En este sentido, comentó que el desempleo en la capital se sitúa ya en unos niveles similares a los que había antes de la pandemia.