A la espera de una posible sanción

Eduardo Gómez
-

El Villarrubia confía en no recibir un castigo grave tras el lanzamiento de un botellín de agua al campo en el tramo final del choque con el Don Benito

El colegiado Chavet García, con el botellín de agua lanzado desde la grada. - Foto: Tomás Fernández de Moya

A la amarga sensación de la derrota con el Don Benito (0-1) hay que sumar en el Villarrubia el disgusto causado por el lanzamiento de un botellín de agua desde la grada en el minuto 91 y que el colegiado reflejó en el acta. 
Este incidente fue provocado por un aficionado que no es abonado de la entidad y al que se le prohibirá el acceso al recinto deportivo en los partidos que dispute el Villarrubia, tal y como confirmó ayer su presidente, José Luis Urda, que tras el lanzamiento se dirigió rápidamente a esa zona de la grada para identificar al responsable.
Desde el club blanquiazul se está a la espera ahora de conocer el castigo que impondrá Competición, si bien es cierto que de la redacción del acta se intuye que no habrá una sanción importante.
Así, el colegiado andaluz Chavet García  aclaró en el acta que la botella no impactó en él y que «las fuerzas de orden público se personaron al final del encuentro para comunicarme que el lanzador había sido debidamente identificado. No se adjunta denuncia de los hechos».
Precisamente, la reacción de la directiva y de la afición villarrubiera fue ejemplar, identificando rápidamente al responsable, que abandonó la grada acompañado de un miembro de la Guardia Civil.
José Luis Urda lamentó este suceso y confía en que la resolución de Competición califique estos hechos como «leves». De hecho, admitió que tras el encuentro pudo hablar con el colegiado, que le comunicó que fue «un hecho aislado» y que el árbitro era consciente de la rápida acción de los dirigentes para identificar al culpable.
Al margen de la posible sanción, el presidente villarrubiero lamentó la imagen que puede quedar de la entidad por este suceso, que reiteró «es totalmente aislado».
sanluqueño. Por otro lado, el equipo volvió ayer a los entrenamientos tras la derrota del domingo y hoy disfrutará de jornada de descanso. En el horizonte está ya el encuentro ante el Atlético Sanluqueño, que se disputará el domingo a las 17.30 horas.