"Si no sacamos y potenciamos el talento nos va a ir muy mal"

Nieves Sánchez
-

Entrevista a Jaime Angulo, embajador del programa Talentum de Telefónica, que defiende que el conocimiento es sólo una parte del profesional valioso para una empresa, lo demás son «atributos innatos que hay que estimular».

"Si no sacamos y potenciamos el talento nos va a ir muy mal" - Foto: Pablo Lorente

Talentum es la plataforma de impulso del talento joven de Telefónica, para el desarrollo de sus propios proyectos o mediante la formación y el trabajo en la propia compañía, un trampolín para ganar experiencia en el mercado laboral. «Con nosotros tocan la innovación con sus manos, tecnología al servicio del ser humano».
¿La Escuela Superior de Ingeniería Informática es ya parada obligada de Talentum, eso significa que hay mucho talento entre los jóvenes universitarios manchegos?
Por supuesto, así es. Es parada obligada por la acogida que tenemos aquí, que es fantástica y después porque se hacen muy buenos proyectos de investigación y en general la formación de los talentos universitarios es fantástica. Los perfiles son de calidad y evidentemente lo que queremos es atraerlos a Telefónica, a Madrid.
¿En qué fase del programa se está trabajando exactamente en Ciudad Real?
Ahora mismo como Telefónica Talentum no estamos trabajando con ningún grupo en concreto ni en ningún proyecto, porque en lo que estamos es en periodo de reclutamiento. Sí que hubo un momento que trabajamos con gente de la Universidad, en concreto con la spin-off Furious Koalas, para la creación de un videojuego de realidad aumentada. En estos momento, la campaña está activa y de forma especial en Ciudad Real porque es la primera Universidad que venimos a visitar en este recorrido, dedicaremos un mes al proceso de reclutamiento activo de ese talento.
¿Dónde está el talento y como se detecta?
Valoramos el simple interés de los jóvenes universitarios de acercarse a nuestra llamada, eso ya es llamativo, pero luego tenemos nuestros propios mecanismos para detectarlo de entre esos interesados. Llevamos a cabo diferentes dinámicas, como el examen, que es lo que menos nos gusta. Y una vez los detectamos los convocamos a una serie de dinámicas, como los skyrooms, que es algo que concebimos como lúdico, pero los utilizamos con unas técnicas de análisis para comprobar qué tipo de habilidades tienen los candidatos, así podemos descubrir quién tiene capacidad de liderazgo, resiliencia, etc. Es una dinámica que nos ha venido muy bien para detectar perfiles buenos e interesantes.
¿Se están cumplido los objetivos con los que nació Talentum?
El programa inicialmente nació con una idea distinta, que era potenciar el mundo emprendedor a través del talento joven para que de alguna forma se retroalimentara una realidad con la otra. Los jóvenes podían aprender y resolver situaciones poco cotidianas, como el mundo empresarial podía beneficiarse de su músculo técnico. Pero ahora el programa Talentum se centra en formar. Es un extra de formación al talento joven para convertirlo en relevante, en concreto para Telefónica, pero no sólo para Telefónica sino para el resto de la sociedad. Vivimos en un mundo y un momento en el que el talento, y el talento técnico, es necesario, un mundo conectado y la conectividad lo es todo. Si no potenciamos la iniciativa y las carreras profesionales, si no sacamos y potenciamos el talento muy mal nos va a ir como sociedad porque lo necesitamos activamente. El programa desde que nació goza de éxito y los objetivos que nos pusimos los hemos ido cumpliendo.
¿Por lo tanto, hay detrás un claro objetivo social?
Sí, esa es la idea, el que naciera con un claro acercamiento al mundo emprendedor no era casualidad y en un momento de crisis como el que vivíamos. Entendíamos que es a través de la innovación como se crea el empleo y eso lo traen los jóvenes empresarios, que crean startup que a la vez generan empleo, que a la vez necesitan gente técnica que nosotros les facilitamos. Por lo tanto, en el inicio del programa como ahora, está centrado en que fuera una mejora para la sociedad.
¿Cuántos jóvenes han pasado ya por el programa?
Cada año becamos a 300 personas, eso da cuenta del éxito de Talentum. Es un resultado fantástico.
¿Qué ventajas conllevan estas becas para sus beneficiarios?
Es una remuneración más que digna para alumnos y gente joven. Pero esto es lo más accesorio, los mayores beneficios son dos. Nosotros nos interesamos por la formación de los alumnos, ofrecemos cursos de formación para que ellos mejoren y sigan desarrollando sus habilidades. Sencillamente, tener acceso gratuito a estos cursos es una gran ventaja. El segundo beneficio es que dentro de Telefónica manejamos tecnología, creamos tecnología y estamos pensando constantemente en tecnología, es decir que tenemos toda la tecnología más puntera que te puedas imaginar. Nos dedicamos a ello y estamos continuamente buscando y mejorando y eso es lo importante porque en un mundo como en el que vivimos necesitamos la tecnología al servicio de los seres humanos y eso es lo que intentamos en Telefónica. Los chavales que se apuntan al programa salen beneficiados porque están tocando la innovación con las manos.
¿Es sólo una cuestión de conocimientos el poder convertirse en un profesional valioso para Telefónica en particular y para la sociedad en general?
No, es una parte, no sabría decir qué porcentaje, pero no la totalidad. En general las empresas demandamos perfiles que ten