scorecardresearch

Tras un invierno cálido y seco, llega una primavera calurosa

EFE
-

El invierno en Castilla-La Mancha ha sido el cuarto más caluroso de la serie histórica desde 1961, y muy seco o incluso extremadamente seco en algunos puntos, salvo este mes de marzo en que se han registrado precipitaciones

Tras un invierno cálido y seco, llega una primavera calurosa - Foto: Javier Pozo

Castilla-La Mancha ha registrado un invierno muy cálido, el cuarto más caluroso de la serie histórica desde 1961, y muy seco o incluso extremadamente seco en algunos puntos, salvo este mes de marzo en que se han registrado precipitaciones, lo que será el preludio de una primavera más cálida de lo normal y con probabilidad de que la precipitación sea normal.

Así lo ha indicado la delegada de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, en una rueda de prensa en la que ha repasado los principales aspectos de la meteorología invernal y ha ofrecido un avance de lo que puede esperarse para la primavera, que empezará a las 16:33 horas del próximo día 20, hasta el 21 de junio, en total, 92 días.

El invierno ha presentado una anomalía de temperatura de 1,7 grados , con máximas por encima de la curva normal y con una temperatura media en la región de 7,4 grados, pero algunos días incluso han marcado temperaturas más propias de la estación primaveral e incluso el verano, como el 30 de diciembre con 26 grados en Albacete.

Respecto a la precipitación, ha sido escasa, entre el 25 al 50 % respecto a la media en Castilla-La Mancha, salvo del 1 al 15 de marzo, pero en conjunto se considera un invierno muy seco, que ha registrado 42,4 l/m2 , lo que es una cantidad muy pobre que lo lleva a ser el cuarto invierno más seco de la serie histórica desde 1961.

El invierno se ha caracterizado también por el episodio de calima que entre hoy y mañana se irá disipando hasta volver el sábado a la normalidad.