La DO permanece en el bloqueo

M. H
-

Los operadores vuelven a chocar en relación a cuándo eliminar la contraetiqueta genérica y a quién debe encargarse una auditoría para certificar las existencias de vino envejecido

La DO permanece en el bloqueo - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Consejo Rector de la DO Valdepeñas sigue en bloqueo técnico. Hubo pocos avances en una reunión donde las discrepancias volvieron a ser la tónica constante en las cuatro horas de deliberaciones. Los miembros de la junta directiva acordaron elevar el presupuesto de la Interprofesional de este año a la Asamblea General para su aprobación, así como la realización de una auditoría de las existencias de vino, piedra angular de los enfrentamientos de los dos grandes operadores representados en Avival y Asevivaldepeñas. 
En este sentido, Asevivaldepeñas, controlada por Félix Solís, como Avival, García Carrión, chocaron a su vez en quién debe encargarse esa auditoría si un ente privado, la Consejería o como plantea también el sector productor sea la Guardia Civil la elegida, en virtud del Protocolo Operativo que tiene firmado desde 2016 con la Asociación de Origen España para la investigación de actividades ilícitas desarrolladas en el ámbito de la producción y tráfico de productos DOP así como su adulteración y falsificación. 
En este caso, también será la asamblea la que aborde este punto, eso sí, con la propuesta previa del presidente Jesús Martín, que en quince o veinte días citará de nuevo a los protagonistas.
La cuestión radica en si se eliminan de forma inmediata o no el contraetiquetado genérico, como pidió ayer el sector productor, lo que motivó, en su día, por parte de los sindicatos agrarios una denuncia contra Asesivaldepeñas que ya está en la Audiencia Nacional y con sanciones de la Consejería para los dos operadores. 
Ni siquiera esto ha aplacado a los dos grandes operadores que ayer, en sendos comunicados, reflejaron la disconformidad de cómo cerrar este capítulo que se prolonga casi un año y que todo apunta a que se resolverá en los tribunales. Asevivaldepeñas, como denunció el sector productor, volvió a ejercer su derecho de veto en casi todos los acuerdos al ser partidario de que el etiquetado específico de los reserva y gran reserva entren en vigor para 2021 y 2023 respectivamente.
Tampoco se descarta, según diversas fuentes, que en breve la representatividad en Asevivaldepeñas se vea modificada en próximas fechas. 
En cualquier caso, la DOprolonga una interinidad en los acuerdos y un descrédito en su imagen global que empieza a preocupar a la administración e incluso a los productores, tras años de conquistas por ganar terreno en el embotellado.