scorecardresearch

Admiten la legitimación de un préstamo en el caso Andamarc

Pilar Muñoz
-

La Fiscalía de Ciudad Real imputa ahora al fisioterapeuta frustración de ejecución, alzamiento de bienes, acusación que extiende a su mujer. La responsabilidad civil del otro proceso ya la ha pagado y la acusación particular se retira del proceso

Admiten la legitimación de un préstamo en el caso Andamarc - Foto: Rueda Villaverde

El pleito entre el Grupo Andamarc y el fisioterapeuta Marco Reina parece que toca a su fin tras al menos siete años de batallar en los tribunales, de juicios, condenas, recursos y nuevas vistas. El próximo día 22 se van a volver a ver las caras en la Audiencia de Ciudad Real por un presunto delito relacionado con alzamiento de bienes que se imputa a Reina y a su mujer. La Fiscalía mantiene, de momento, la acusación y pide tres años de cárcel para cada uno de los acusados, mientras que la acusación particular ha renunciado a ejercer las acciones civil y penal, según ha podido saber La Tribuna.

Ha reconocido la legitimación de un préstamo participativo que el encausado ostentaba frente a los denunciantes y que ha sido compensado hace unos días como parte del pago de la responsabilidad civil que puede derivar del actual procedimiento y del anterior a resultas de cual Marco Reina cumple una condena de tres años de cárcel por un delito de administración desleal de la sociedad de la que era administrador en la residencia de mayores  Andamarc, frente al Hospital General Universitario de Ciudad Real.

Reina ha reparado el daño, ha satisfecho las cantidades de la responsabilidad civil del dicho procedimiento, subraya el abogado  Antonio Obejo Escudero a preguntas de este diario ante el juicio del próximo miércoles por un presunto delito de frustración de la ejecución que imputa la Fiscalía.  Es decir, un tipo delictivo de conductas en las que un deudor oculta bienes de forma que el acreedor no encuentre en su patrimonio medios económicos suficientes con los que pueda satisfacer sus créditos.

Obejo Escudero se ha hecho cargo de la defensa de Marco Reina en este procedimiento y pide la libre absolución habida cuenta de, entre otros bienes, la existencia de un crédito reconocido por  la acusación particular.

La defensa argumenta la existencia de un patrimonio suficiente para responder de cualquier deuda que se hubiese podido reconocer a favor del denunciante en los diversos procedimientos que han enfrentado a las partes. El abogado valora de forma positiva la postura mostrada por la acusación particular y expresa un profundo agradecimiento, en especial a una de las partes.

Fiscalía. El Supremo ratificó la condena de tres años de prisión y una indemnización de más de un millón de euros por un delito continuado de administración desleal en la residencia de mayores Andamarc.

Ahora la Fiscalía ha formulado  una nueva acusación al considerar que el encausado de común acuerdo con su mujer con «ánimo de impedir que su acreedora viese realizado su derecho de crédito perpetraron varios hechos constitutivos de un delito de frustración de la ejecución».

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el 6 de julio de 2016 la acusada y su madre otorgaron escritura de préstamo personal en virtud del cual la segunda prestaba a su hija la cantidad de 160.000 euros. El día 8 del mismo mes y año, es decir, dos días después, ambos acusados otorgaron escritura de préstamo personal por la que la acusada prestaba al acusado la cantidad de 162.000 euros por plazo de trece años y seis meses y sería devuelto mediante cuotas mesuales de 1.000 euros cada una de ellas, realizándose el primer pago el 1 de agosto de 2016.

El impago de dos plazos podría dar lugar a que la prestamista declararse vencido el préstamo, pudiendo reclamar a partir de ese momento la totalidad de la deuda pendiente más los intereses moratorios.

Pero, continua el escrito de acusación de la Fiscalía de Ciudad Real, con fecha 11 de julio de 2016 el acusado había consignado en la cuenta del juzgado la cantidad de 160.000 euros.

El 10 de febrero de 2017, los acusados otorgaron escritura de dación en pago en virtud de la cual , habiéndose producido el impago de siete plazos del citado préstamo, siendo las cuotas mensuales sin pagar las que van de agosto a febrero de 2017, lo hque habilitaba a la acusada a declarar vencido el préstamo y a exigir el pago total del mismo con sus intereses,  el acusado cedía y transmitía a la encausada que aceptaba y adquiría el pleno dominio de todas las participaciones sociales del Grupo Andamarc, de las que era propietario en pago parcial la cantidad de 162.000 euros, fijándose como valor de las participaciones a efectos de esa cesión la cantidad de 35.740 euros.

El acusado manifestó que estaban libres de carga, salvó un único embargo del que tenía conocimiento trabajo a favor de 'Manzanares Barchino S.L.'.