Una voz asociada al deporte

Eduardo Gómez
-

El periodista puertollanero Ramón Pizarro recuerda los éxitos que narró en sus inicios y que ahora se están reponiendo en Teledeporte

Ramón Pizarro, entrevistando a Laudelino Cubino y Pedro Delgado, con Álvaro Pino al fondo en 1990. - Foto: LT

La ausencia de competiciones está permitiendo recuperar auténticas joyas del deporte español, mediante reposiciones en canales temáticos como Teledeporte, así como a través de las redes sociales. Una de las voces míticas del deporte español es la de Ramón Pizarro, puertollanero que comenzó a trabajar en Televisión Española en 1985 y que en estos 35 años de carrera ha cubierto ‘in situ’ once Juegos Olímpicos, 16 Vueltas a España o tres Tours de Francia, además de ser comentarista de los más variados deportes y haber trabajado con un sinfín de profesionales, maestros del periodismo. 
En estos últimos días hemos podido escuchar cómo narraba victorias de Pedro Delgado o Eduardo Chozas en el Tour de 1986 o el primer triunfo de Miguel Indurain en la ronda francesa de 1991.
Desde su domicilio en Madrid, el periodista puertollanero admite que están siendo «días para la nostalgia. Se aviva la memoria y aparecen detalles e historias de las que ya casi ni me acordaba». No se le olvidará su primer Tour, en el año 1986, «porque yo acababa de empezar y estar allí, en un espectáculo como ése, era algo increíble». En la etapa emitida este lunes en Teledeporte, por ejemplo, se le pudo escuchar indignado junto a otro periodista mítico, Ángel María de Pablos, con la realización de la televisión francesa, que simplemente ignoró al gran protagonista y, a la postre ganador de etapa, Eduardo Chozas, en detrimento de la lucha por el maillot amarillo, entre Greg Lemond y Bernard Hinault, que acaparó prácticamente toda la atención de la retransmisión.
El periodista puertollanero, trabajando en un vídeo.El periodista puertollanero, trabajando en un vídeo. - Foto: LTSu cometido profesional lo desarrolla durante este estado de alarma en Torrespaña los fines de semana, aunque durante su confinamiento en casa de lunes a viernes confiesa que no para. 
«A pesar de llevar 35 años desde que empecé en TVE sigo aprendiendo y ésta es una nueva oportunidad. Estamos ante un panorama desconocido, pero hay que seguir emitiendo. La falta de competiciones te deja vacío de contenidos y entonces hay que hacer de la necesidad virtud. En este sentido, TVE tiene el mejor archivo en cuestión de deportes. Ahí quiero destacar la labor de todo el servicio de documentación, que está permitiendo rescatar auténticas joyas».
 Pizarro llama la atención sobre cómo la reposición de estos eventos deportivos está permitiendo reunir en torno a la televisión a tres generaciones distintas y compartir así recuerdos y momentos. «Mis hijos lo están viendo y se quedan sorprendidos de cómo era todo antes y cómo su padre ya estaba allí porque ellos ni habían nacido», admite.
En estos 35 años la evolución que ha experimentado el deporte lo enmarca en «el cambio general que ha sufrido la vida. Los deportes han cambiado, es evidente, pero me llama mucho la atención también cómo han mejorado las retransmisiones, la calidad del sonido, que antes era prácticamente telefónico, la calidad de la imagen, la forma de transmitir todo, el material...».
En estos tiempos de confinamiento considera fundamental «las redes sociales» para seguir ejerciendo la profesión periodística y poder interactuar con los protagonistas, los deportistas. Unas nuevas tecnologías que le permiten también estar en contacto con su familia.
Para salir de esta situación, el puertollanero pide «fuerza y disciplina social. Debemos tener esperanza porque la capacidad del ser humano es increíble».