scorecardresearch

Inundaciones históricas en Ciudad Real

Rafael Cantero
-

En 1934, el Heraldo de Madrid relataba en una crónica una gran tormenta que convirtió la plaza del Pilar "en una inmensa laguna de cuatro metros de profundidad"

Inundaciones históricas en Ciudad Real

Las tormentas y grandes precipitaciones que a lo largo de los años han azotado Ciudad Real han provocado con frecuencia importantes inundaciones y avenidas de agua que, en ocasiones, han derivado en situaciones de grave riesgo, catástrofes o calamidades.

Debido a la orografía llana de Ciudad Real y que la plaza del Pilar es la zona con la cota más baja, cuando había fuertes lluvias o temporales acusados, este espacio era el que con más asiduidad e intensidad retenía el agua caída. Ante la imposibilidad de darle salida, las inundaciones adquirían mayor relevancia.

Las inundaciones han sido posiblemente el fenómeno natural que mayor incidencia ha tenido la plaza del Pilar. Han sido durante siglos una seria amenaza, que periódicamente llenaba de agua todo el recinto de la plaza y aledaños, afectando al conjunto de infraestructuras urbanas.

Inundaciones históricas en Ciudad RealInundaciones históricas en Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de MoyaHay constancia de un gran número de antecedentes de inundaciones históricas en Ciudad Real. A comienzos del siglo XVI hubo dos años de fuertes lluvias que provocaron grandes inundaciones en la plaza del Pilar, siendo muchas las viviendas que sufrieron daños e incluso hundimientos. Concretamente, en el año 1508 las inundaciones que se produjeron como consecuencia de un temporal de intensas precipitaciones fueron de tal calibre que, cuentan las crónicas, Ciudad Real estuvo a punto de desaparecer por culpa de la inundación.

1803 fue un año de muchísimos temporales y lluvias, hasta tal punto que las aguas que confluían en la finca la Celada (próxima a la pedanía de Las Casas), para discurrir por un cauce hasta desembocar en el río Guadiana, retrocedieron hasta la ciudad, inundándola y corriendo gran riesgo sus habitantes.

En épocas más cercanas, en 1912, los episodios de lluvias intensas provocaron importantes inundaciones en la plaza del Pilar, alcanzando el agua una altura considerable.

Llama la atención la noticia publicada en el periódico Heraldo de Madrid, de fecha 24 octubre de 1934, donde, bajo el título 'Llueve torrencialmente en Ciudad Real', decía: «Ha descargado sobre esta capital una gran tormenta de agua. Las calles céntricas quedaron en un momento convertidas en caudalosos ríos. La plaza del Pilar ha quedado convertida en una inmensa laguna de cuatro metros de profundidad. En la calle Alarcos, por la altura que ha alcanzado el agua, esta amenaza invadir la sala de aparatos de la Central de Teléfonos, que está instalada en dicha calle. Los funcionarios de la Hidráulica del Guadiana, cuyas oficinas están instaladas en un edificio de aquella calle, tuvieron que utilizar barcas para trasladarse a sus respectivos domicilios. En muchas calles han quedado abandonados varios automóviles particulares cubiertos hasta la carrocería por el agua».

El día de Nochebuena de 1955 también hubo una importante inundación en la ciudad, que convirtió las calles General Aguilera, Alfonso X 'El Sabio', Mejora (hoy Ramón y Cajal), Jaspe (Hernán Pérez del Pulgar), Gato (Montesa), plaza Mayor y plaza del Pilar en una amplia laguna.

Las inundaciones de la plaza del Pilar eran un hecho recurrente cada vez que una fuerte tormenta o un aguacero de importancia descargaba sobre Ciudad Real. De muchas de las inundaciones que sufrió esta céntrica plaza existen numerosos testimonios gráficos, como es el caso de la fotografía de Sánchez de hace un siglo.