scorecardresearch

Ontiveros invita a crecer a las empresas para afrontar las exportaciones con éxito

Raquel Santamarta
-

El presidente de Analistas Financieros Internacionales cree que «sin un tamaño mínimo, la capacidad competitiva no se puede exhibir»

Emilio Ontiveros durante la conferencia en la Cámara de Comercio - Foto: /Fotos Rueda Villaverde

«Nuestras exportaciones no son de un elevado valor añadido, por lo que son más vulnerables a la competencia de economías menos modernas y con salarios más bajos. Y eso es una amenaza». Así lo aseguró ayer el ciudadrealeño Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales, en el marco de una conferencia-coloquio organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), la Cámara de Comercio y Cesce, que «lleva 45 años asegurando las inversiones de las empresas españolas en el extranjero».

En este sentido, Ontiveros defendió la necesidad de que el esfuerzo exportador se asiente en una mayor intensidad en conocimiento, tecnología e I+D. Para ello, según precisó, «las empresas deben aumentar su dimensión media, porque sin un tamaño mínimo la capacidad competitiva no se puede exhibir ni se puede captar talento para superar los costes derivados de los procesos de internacionalización». Una condición, a su juicio, «necesaria para sostener el crecimiento económico y para diversificar la forma en la que se crece». «Las exportaciones son el camino para reducir los abultados desequilibrios que tradicionalmente ha tenido la economía española», aseguró convencido de que «la única contrapartida favorable que ha dejado la crisis es el aumento de la propensión exportadores».

Durante su intervención, el también catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid recordó que «la mayoría de las empresas, hasta un 97 por ciento, son microempresas». De este modo, apostó por conseguir un mayor censo de exportadores para «poder transitar hacia la 'Champions' de las economías más competitivas».

Ontiveros señaló el papel que juega el sector agroalimentario en regiones como Castilla-La Mancha. «No sólo no hay que hacerle ascos, sino que hay que saludarle. El problema no es de especialización productiva, el problema radica en la dimensión media de las empresas que operan», según insistió incidiendo en la importancia de que «tengan una mayor pujanza internacional». «El vino, el queso y el aceite son bienes apreciados fuera, lo que hace falta es racionalizar la producción y conseguir que crezcan de la mano de factorías del conocimiento como puede ser la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM)», afirmó en presencia de su rector, Miguel Ángel Collado. «La complicidad entre ambas es una constante en los casos de éxito», según subrayó.

equipos formados. Desde APD, su presidente en la región, Juan Antonio López, indicó que «si bien la devaluación de la moneda y el abaratamiento energético nos hacen ganar competitividad, también la ganan nuestros competidores». A este respecto, hizo hincapié en la importancia de que las empresas cuenten con «equipos directivos formados, informados y conectados» para que las exportaciones se lleven a cabo con mayores garantías.

En Castilla-La Mancha, las ventas al exterior están marcando un ritmo medio de crecimiento en torno al 10% desde 2010 y, para 2015, la previsión es del 13,7% a final de año, alcanzando los 6.070 millones de euros de ingresos, según expuso APD.