La cooperativa confía en superar los nueve millones de kilos

A. Criado
-
La cooperativa confía en superar los nueve millones de kilos - Foto: Rueda Villaverde

El Consejo Rector de la Cooperativa Vinícola de Valdepeñas hace un balance «positivo» de la pasada campaña y avanza que la próxima vendimia podría superar la barrera de los nueve millones de kilos de uva molturados

La Cooperativa Vinícola de Valdepeñas, constituida en 2016, continúa dando pasos firmes para consolidarse en una zona de producción vitivinícola dominada históricamente por grandes bodegas. En la asamblea general de la entidad, celebrada hace un par de semanas, el Consejo Rector hizo un balance «positivo» de la pasada campaña y avanzó las negociaciones abiertas con un particular para desarrollar un proyecto que supondría superar la barrera de los nueve millones de kilos de uva molturados la próxima vendimia. De momento, la Cooperativa Vinícola de Valdepeñas cerró la pasada campaña con una producción de poco más de seis millones de kilos de uva, alrededor de 1,6 millones más que la anterior, lo que representa un incremento de la cosecha recepcionada del 35%. Su presidente, José Antonio Merlo, justifica este aumento en varios factores, entre los que destaca un mayor número de socios (la entidad cuenta ya con más de 80), la obligación de entregar el 100% de la cosecha y la fusión llevada a cabo con la cooperativa Virgen de la Cabeza de Torrenueva. «La mayoría de socios son de Valdepeñas, pero ya estamos recibiendo uva de otras localidades como Castellar de Santiago, La Solana y Granátula de Calatrava», apostilla. «El paso más complicado fue encontrar unas instalaciones adecuadas para iniciar la actividad de la cooperativa y ahora el objetivo es mantenerse y consolidarse», enfatiza Merlo, que se marca como reto superar a corto plazo el centenar de asociados. Avanza, en este sentido, que el Consejo Rector está en negociaciones con un particular que tiene «muchas uvas» para que molture su producto en la Cooperativa Vinícola de Valdepeñas. De llegar a buen puerto las conversaciones, el presidente asegura que la próxima vendimia, si las condiciones meteorológicas no lo impiden, podrían llegar a superar los nueve millones de kilos. En este escenario, la cooperativa tendría que asumir una serie de inversiones en sus instalaciones para aumentar la capacidad de depósito. Unos proyectos que, a la espera de que fructifiquen las negociaciones, están en el aire y ni siquiera se llegaron a abordar en la reciente asamblea, donde sí se dio luz verde a las cuentas del pasado ejercicio. En el proceso de «consolidación» de la entidad también se vislumbra un paulatino incremento del porcentaje de vino embotellado en detrimento del granel, prácticamente mayoritario a día hoy. En este punto, José Antonio Merlo hace hincapié en la «calidad» de los airén y tempranillo que comercializan bajo la marca ‘Concejal’. En el certamen Gran Selección de Castilla La Mancha, el tempranillo ‘Concejal 2017’ obtuvo la ‘Selección de Plata’ en la categoría de vinos jóvenes. La Cooperativa Vinícola se fundó en febrero de 2016 por un grupo de unos 20 agricultores, fundamentalmente por discrepancias con los precios fijados por las grandes bodegas para la uva una vendimia tras otra. Tras considerar varias opciones, adquirieron en el mes de agosto de ese mismo año las instalaciones de las antiguas Bodegas Espinosa, junto a la autovía A-4, donde empezaron a recoger uva de 36 agricultores que ya formaban la cooperativa el 20 de septiembre. Amparada por la DO Valdepeñas, se incorporó en 2017 a la a la sección  de vinos Dcoop-Baco.