La fase de ascenso, en el punto de mira

Eduardo Gómez
-

Caserío Ciudad Real y Balonmano Bolaños comienzan este fin de semana una nueva campaña en el Grupo F de Primera Estatal, donde quieren pelear por estar en la zona alta

Plantilla del Caserío. - Foto: Caserío

Caserío Ciudad Real y Balonmano Bolaños comienzan este fin de semana una nueva campaña en el Grupo F de Primera Estatal. Una temporada que se presenta ambiciosa para los dos equipos, que han confeccionado plantillas para intentar estar en la zona alta de la clasificación.
Por quinta campaña consecutiva Santi Urdiales estará al frente del Caserío. El entrenador santanderino, que recientemente ha sido nombrado integrante del cuerpo técnico de la selección española promesas, avisa de que el inicio de la campaña va a ser duro con visitas a Ikasa Madrid y Maracena, dos de los ‘gallitos’ del grupo, en una fase donde su equipo, que presenta muchas caras nuevas, aún necesita un tiempo de adaptación.
«El objetivo que nos marcamos es estar en la zona alta», confiesa Urdiales, que asegura que quiere un equipo que «defienda y juegue rápido y en ataque disponga de variedad de recursos». Para este inicio de campaña aún no podrá estar disponible el internacional mexicano Jesús Arturo Sandoval por cuestiones burocráticas.
La plantilla del Balonmano Bolaños festeja una victoria.La plantilla del Balonmano Bolaños festeja una victoria. - Foto: BM BolañosEl estreno de los ciudadrealeños será mañana sábado (19.15 horas) en la pista del Ikasa Madrid, «que mantiene el bloque de Plata y con el que llegó a jugar la fase de ascenso la pasada campaña».
En cuanto al nivel de la competición, el preparador del Caserío considera que los ascensos del Málaga y Cajasur Córdoba provocarán «una igualdad tremenda». Asimismo, resalta la importancia del apoyo de la afición.
 

En el Balonmano Bolaños, la temporada se presenta «ilusionante», tal y como explica su técnico, Carlos Yuste. Tras lograr la permanencia hace dos campañas y salvarse sin apuros en la temporada anterior, el preparador del conjunto bolañego no se esconde y avisa que «queremos dar un paso adelante y estar cerca de los puestos de fase de ascenso».
Aunque hay caras nuevas, lo cierto es que muchos de esos jugadores ya se conocen entre sí «y así es más fácil montar el equipo, aunque tengamos que partir prácticamente de cero».
Yuste coincide con Urdiales en que «la igualdad» presidirá la competición y, en este contexto, es donde desea que el Bolaños forme parte del pelotón de equipos dispuestos a estar arriba.
Sobre las señas de identidad de la esscuadra bolañega, el entrenador quiere basarlo todo desde «la defensa. Confeccionamos la plantilla con jugadores polivalentes y que nos den solidez defensiva y alternativas atrás. A partir de la defensa queremos correr en ataque». 
Yuste también resalta el papel que debe tener la afición: «Se nota cuando la gente aprieta en el pabellón Macarena Aguilar. Lo cierto es que la campaña de abonados ha ido bien y que la sección masculina cada vez arrastra a más gente».
El debut del BM Bolaños será este domingo (13 horas) en la pista del Sanse, «un equipo aguerrido, típico del balonmano madrileño, que juega rápido y apenas comete errores». En principio, los bolañegos no tienen bajas para este estreno liguero.