Ciudad Real alcanza su tercer mejor dato de exportación

R. Chavarri
-

La provincia roza los 2.000 millones de euros en ventas al exterior, aunque se ve superada por Guadalajara al cierre de un ejercicio y pierde un liderazgo que mantenía desde 2007

Ciudad Real alcanza su tercer mejor dato de exportación - Foto: Pablo Lorente

Ciudad Real despidió 2019 con un ligero frenazo en sus exportaciones que no impidieron que la provincia rozara los 2.000 millones de euros de facturación, un total de 1.974 millones en concreto, una cifra que permite que la provincia alcance sus terceras mejores datos de la historia, solo por detrás de los 2.077 millones en el histórico 2017 y los 2.004 millones de euros cosechados en 2018.
A pesar de que el ejercicio pasado se sitúa en el podium de las exportaciones provinciales, no sirve para que la provincia pierda el liderazgo exportador que mantenía en Castilla-La Mancha desde 2007, lugar que ahora ocupa Guadalajara, donde se vendieron mercancías por más de 2.020 millones de euros, consiguiendo un récord exportador, como también pasó en Albacete, Toledo y Cuenca.
Desde el Gobierno regional se destacó que Castilla-La Mancha encadena su décimo año consecutivo de mejora en los indicadores de comercio exterior en un escenario «de compleja coyuntura internacional, sobre todo en algunos de los principales mercados de destino de las exportaciones regionales, con un Brexit confirmado, aunque aún no consumado, y los aranceles de entrada a Estados Unidos ya asentados».
A la provincia le pesó el parón en las ventas de su buque insignia en los mercados exteriores: el vino. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo explica que en el ámbito regional. durante 2019, los productos agroalimentarios ocuparon la primera posición de las exportaciones regionales con 2.553 millones de euros, representando el 33,9% del total exportado por Castilla-La Mancha y registrando un aumento del 1,6% respecto a 2018. El sector lo encabezan las bebidas, con el vino a la cabeza, con 923 millones de euros, cuyas ventas descendieron un 9,3%, «frente al fuerte crecimiento del año anterior». De ese pastel, Ciudad Real suma casi la mitad de las ventas.