La delincuencia crece en cuatro de las 5 grandes ciudades

R, Chavarri
-

Alcázar de San Juan fue el municipio de más de 20.000 habitantes de la provincia que peores cifras de delincuencia arrastró en 2019. Puertollano mejoró sus cifras de delitos

La delincuencia crece en cuatro de las 5 grandes ciudades - Foto: Rueda Villaverde


Doce violaciones son las que se denunciaron ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Ciudad Real durante 2019, según los datos que hizo ayer públicos el Ministerio del Interior, que suponen el doble de las agresiones sexuales con penetración registradas en el ámbito provincial durante el año 2018, cuando se denunciaron seis.
Se trata del tipo de infracciones penales que más han crecido en el último año en un contexto de incremento en el conjunto del país, un 10,5 por ciento, y en un periodo en el que la criminalidad creció en Ciudad Real por encima del seis por ciento, lo que supone alcanzar unas cifras de hechos denunciados que vuelven a superar los 13.000, algo que no pasaba en la provincia desde el año 2015. Los que más suben, junto con las violaciones, son los delitos que el Ministerio del Interior califica como graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias.
¿Es más insegura la provincia? De partida, la criminalidad que mide la estadística que ofreció ayer Interior sí habla de un aumento de las denuncias que tiene otro hecho destacado: el aumento de las muertes por asesinatos y homicidios. Según Interior, hasta tres personas perdieron la vida el año pasado bajo esas circunstancias: Jesús, el ferretero de Miguelturra degollado por su amigo; el anciano de Socuéllamos que también murió degollado a manos de su propio hijo; y el vecino de Villarrubia de los Ojos que fue acuchillado en un crimen en el que se vieron involucradas dos personas. Muertes a las que en este 2020 ya hay que sumar dos: el asesinato de Olga, la primera víctima de la violencia machista de este año en Puertollano y la de Antonio Isidro González, al que su vecino en el barrio de los Rosales de la capital Francisco Seco de Herrera clavó, presuntamente, unas tijeras en el cuello hasta acabar con su vida.
Este repunte de la criminalidad tiene distinta repercusión en los municipios más grandes de la provincia, que son los puntos más ‘calientes’ para la seguridad. Entre Ciudad Real y Puertollano se acumulan casi uno de cada tres delitos que se cometen en la provincia, aunque fue Alcázar de San Juan el municipio de más de 20.000 habitantes más castigado por los delitos en 2019. Creció casi un 20 por ciento la delincuencia, el undécimo más importante de todo el país, sobre todo, por la subida de robos con fuerza en domicilios y las sustracciones de vehículos. También repuntó la criminalidad en Tomelloso (1,2%), Ciudad Real (5,7%) y Valdepeñas (7,9%). Puertollano presentó la cara positiva y fue la única gran ciudad de la provincia en la que bajó la delincuencia, el 1,3 por ciento, con menos delitos por tráfico de drogas y hurtos.
en la capital. En el municipio de Ciudad Real, el total de infracciones penales denunciadas ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado superó las 2.650, casi un seis por ciento más, debido a que se incrementó el capítulo de ‘resto de infracciones penales’ sobre las que Interior no especifica más. Entre las que sí identifica y marca subidas están los delitos de tráfico de drogas y, sobre todo, los robos con violencia e intimidación, 46, casi uno a la semana.