Expertos en 'cuarentena'

Eduardo Gómez
-

Fran Lara, capitán de la selección española, recuerda la fortaleza mental de los deportistas paralímpicos en estas situaciones críticas

Fran Lara, haciendo ejercicio en su domicilio en Bolaños de Calatrava. - Foto: LT

Fran Lara (11-8-1989. Bolaños de Calatrava) sabe muy bien lo que es vivir una cuarentena, aunque evidentemente las causas ahora son bien diferentes. El ahora capitán de la selección española de baloncesto en silla de ruedas sufrió un accidente de tráfico a los 14 años y este tiempo de confinamiento obligado por la crisis sanitaria del coronavirus le ha hecho volver al pasado. 
«Los que hemos sufrido un accidente hemos tenido que estar mucho más tiempo sin poder salir de casa. Cuando ingresé en el Hospital de Parapléjicos de Toledo estuve allí ocho meses. Salía un poco a que me diera el aire, pero poco más. Y cuando me operaron de la espalda tuve que estar mes y medio sin salir a la calle. Nosotros estamos acostumbrados a vivir en una cuarentena», rememora.
Por las dificultades que le ha tocado vivir y los obstáculos que debe superar en su día a día asegura que se encuentra fuerte mentalmente, una circunstancia que extiende a todos los deportistas paralímpicos «porque para nosotros hay muchas más dificultades, cualquier lesión es peor, tardamos mucho más en curarnos», explica.
Esta campaña estaba jugando como cedido en Las Rozas consiguiendo unos minutos que no encontraba en el todopoderoso Ilunion, donde ha conseguido todos los títulos que un jugador puede lograr. 
Cuando estalló la alerta sanitaria regresó al domicilio familiar en Bolaños y allí «intento llevarlo de la mejor manera posible. Estoy acostumbrado con el equipo a hacer dobles sesiones e incluso algunos días triples. En casa tengo algo de material para hacer gimnasio y en el patio, que es pequeño, voy a montar un pequeño circuito con la silla para no perder la habilidad».
En este sentido, y tras varios días sin tocar la silla de baloncesto, relata una anécdota: «Antes tenía las manos ásperas y negras y ahora las tengo bien suaves», bromea. Por ello, advierte que «hay que empezar a trabajar con las manos para evitar después lesiones, ampollas…».
Desde su equipo le han pedido seguir entrenando en las condiciones que pueda, «pero el problema es que no sabemos cuándo se va a poder reanudar las competiciones». Una incertidumbre que se extiende a la selección española, ya clasificada para los Juegos Olímpicos de Tokio gracias al subcampeonato europeo logrado en 2019.
«Desde la selección están también en permanente contacto con nosotros», confiesa. España debería defender en Tokio la medalla de plata lograda en Río de Janeiro en el año 2016, pero el bolañego admite que la cancelación de los Juegos Paralímpicos, previstos del 25 de agosto al 6 de septiembre, es una opción más que real. «Es complicado tomar ahora una decisión, Todo va a depender del tiempo que estemos así. El coronavirus está llegando ahora a otros países que a su vez tendrán que parar de entrenar…». 
En cualquier caso, Fran Lara recuerda que «la salud es lo primordial y no se puede poner en riesgo. Lo primero es lo primero».