scorecardresearch

La Carta Puebla emprende su viaje hacia Toledo

Manuel Espadas
-

El documento fundacional de Ciudad Real ha abandonado el Archivo Municipal, protegido por un embalaje especial, para ser trasladado a la ciudad imperial, con motivo de la gran exposición por el VIII centenario del nacimiento de Alfonso X El Sabio

Los dos operarios de la empresa Edict inicial el embalaje de la Carta Puebla. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El documento fundacional de Ciudad Real, la Carta Puebla, que data del año 1264, ha emprendido esta mañana su tercer viaje fuera de la ciudad. Lo hace tres décadas después del último, para la Expo del 92 de Sevilla, y en esta ocasión el motivo es que será una de las piezas que se mostrarán en la gran exposición que albergará el Museo de Santa Cruz de Toledo, por la conmemoración del VIII cenetenario del nacimiento en la ciudad imperial de Alfonso X El Sabio, su firmante.

La alcaldesa de la capital, Eva María Masías, acompañada del concejal de Cultura, Nacho Sánchez, del director de Museos, Francisco Javier López, y del jefe del Archivo Municipal, Valeriano Villajos, han sido testigos directos del minucioso y cuidado proceso de embalaje de la pieza por parte de una empresa especializada, que será la encargada de trasladarla hasta Toledo, donde quedará expuesta desde el 14 de marzo, día de la inauguración oficial de la muestra, y durante los cuatro meses que dura la misma.

"Es un encuentro de emociones, como un padre que custodia su joya más preciada, pero es un proceso con muchas condiciones de seguridad", destacaba la alcaldesa, que ponía en valor el trabajo "con desvelo y empeño" de los profesionales de los servicios municipales.

Valeriano Villajos, antes de extraer la Carta Puebla del Archivo Municipal.Valeriano Villajos, antes de extraer la Carta Puebla del Archivo Municipal. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Valeriano Villajos ejercerá de 'correo' en este proceso de traslado, dando fe desde que la Carta Puebla se intrudicía esta mañana en su embalaje hasta que quede instalada en su nueva vitrina en el Museo de Santa Cruz de Toledo, con unas condiciones ambientales de 18/24 grados de temperatura y una humedad de un 55%. "El documento sale ahora de su casa, y hasta que regrese uno no estará del todo tranquilio", reconocía Villajos, quien recordaba que la primera vez que la Carta Puebla salía de Ciudad Real fue en el año 1984, precisamente para una exposición que albergó el mismo lugar al que va ahora, aquella vez con motivo de la conmemoración del VIII centenario del fallecimiento del Rey Sabio.

Esta gran muestra, que contará con patrimonio de los museos de El Prado, Louvre, el Palacio Real, el Vaticano, El Escorial o la Alhambra, también exhibirá trece piezas del Museo Provincial de Ciudad Real, que también eran embaladas esta mañana y trasladadas a Toledo por los mismos operarios de la empresa. Se trata de una espada, puntas de lanza y flecha, una nuez de ballesta, un proyectil, un estribo y una espuela.