scorecardresearch

Trabajadoras de Ayuda a Domicilio acaban una semana de paros

La Tribuna
-

Los sindicatos convocarán la mesa de negociación del convenio colectivo en los próximos días: "Si no acuden, o si no acuden con buena fe negocial, continuaremos, iremos a la huelga muy a nuestro pesar" avisan a la patronal

Trabajadoras de Ayuda a Domicilio acaban una semana de paros - Foto: Rueda Villaverde

Las trabajadoras de la Ayuda a Domicilio de las localidades de la provincia de Ciudad Real que prestan este servicio a través de contratas han concluido hoy el primer ciclo de huelgas parciales por su convenio colectivo, pendiente desde el fin de 2020 y que la patronal se niega a negociar.

 

Durante toda la semana han secundado de forma unánime los paros de una hora, la primera de su jornada laboral, y se han concentrado para denunciar su situación frente a los ayuntamientos de sus respectivas localidades: desde Ciudad Real capital a Puertollano, Alcázar de san Juan, Valdepeñas, Pedro Muñoz, Daimiel, Miguelturra, Villarrubia de los Ojos, Torralba de Calatrava, Argamasilla de Calatrava, Almagro, Arroba de los Montes y otra docena de municipios más.

 

Están satisfechas por su unidad, por su compromiso, por haber hecho "lo que teníamos que hacer". Pero también están "más enfadadas, más decepcionadas, más humilladas. No ha habido ninguna reacción por parte de la patronal", como ha denunciado esta mañana Marian Serrano, presidenta del comité de empresa de CASER, la contrata que presta el servicio de Ayuda a Domicilio en Ciudad Real capital.

 

"En prensa si han dicho que están dispuestos a negociar siempre, que ellos fomentan la paz social… pero con nosotros no se han puesto en contacto. Esto es una demostración más de la falta de respeto de la patronal a este sector, a las trabajadoras y a la gente a la que cuidamos, que son nuestros mayores, el valor fundamental de la sociedad."

 

"A partir del lunes, trataremos de convocar la mesa negociadora, a ver la respuesta. Que no es solo sentarse a negociar, que es lo primero, sino sentarse a negociar con una disposición correcta y adecuada a la situación. Y, si no, pues habrá que seguir. Continuaremos, iremos a la huelga muy a nuestro pesar, es la patronal la que nos está obligando. Nosotras, que conocemos la necesidad de nuestros mayores, que son lo más valioso que tenemos, lo que queremos es un convenio digno", recalcó Serrano.

 

"Hemos estado un año, y otro más, en primera línea en la pandemia y no se nos ha reconocido nuestro trabajo. Al revés, llevamos más de un año sin convenio porque la patronal se niega a negociarlo", ha denunciado por su parte María Ángeles García, presidenta del Comité de Empresa de la contrata de Ayuda a Domicilio de Alcázar de San Juan (Sanivida).

 

"Que se sienten a negociar ya. Lo que queremos es un convenio digno, un salario digno que nos dé la oportunidad de tener una vida decente."

 

"Que no pongan más excusas, que escuchen a las trabajadoras, que salen todos los días a la calle, que secundan los paros por unanimidad, que reclaman la dignidad y los salarios que se merecen", señaló Javier Román, responsable de UGT-Servicios Públicos en Ciudad Real en la concentración de esta mañana en Alcázar de san Juan.

 

La secretaria general de CCOO-Hábitat CLM, Maribel Cabañero, que también ha acompañado hoy a las trabajadoras de Alcázar de san Juan, ha recordado a patronal FECIR que la legislación vigente sobre el derecho de huelga obliga a las patronales a negociar para llegar a un acuerdo y poner fin al conflicto; y ha advertido que los sindicatos no descartan denunciar este incumplimiento ante los tribunales.

 

"Vamos a instarles formalmente a negociar en los próximos días, vamos a convocar a la mesa de negociación. Si no acuden, o si no acuden con buena fe negocial, tomaremos dos medidas: solicitar una nueva mediación previa a la convocatoria de una huelga indefinida; y encargar a nuestras asesorías jurídicas que empiecen a preparar las denuncias judiciales que correspondan"

 

En un tono durísimo, Cabañero ha respondido también a las declaraciones que ha hecho esta semana a los medios de comunicación el presidente de la patronal FECIR, Carlos Marín, en las que pedía "una "negociación a varias bandas" en la, que además de los empresarios y los sindicatos, estén "la Junta, los ayuntamientos e incluso los usuarios." "A ver si el que sobra es él", ha replicado Cabañeros. "A ver si las que sobran son las empresas y la patronal. Porque ¿qué hacen, además de poner el cazo?"

 

"Son las trabajadoras las que prestan el servicio, las que ponen su tiempo, su esfuerzo y su profesionalidad, que tuvieron que acreditar para poder trabajar en la Ayuda a Domicilio. Y el dinero lo ponen las Administraciones y los usuarios. Las empresas no ponen nada ni siquiera ningún medio de producción, ninguna herramienta, nada de nada. A lo sumo, alguna bata y alguna mascarilla -y ni eso en los peores momentos de la pandemia. Así que, ¿qué pinta el señor Marín y qué aportan las empresas a las que presuntamente representan?"

 

"O tenemos empresas serias y responsables, que asuman sus obligaciones patronales y que traten a los trabajadores con respeto y dignidad, o que se marchen de un sector tan esencial para las personas mayores y dependientes como la Ayuda a Domicilio. Un sector profesionalizado que no tiene los salarios, ni las condiciones laborales y sociales que se merece. Y que no merece el trato que recibe de estas empresas y de esta patronal."

 

Esa misma advertencia la recalcó Román: "Que se sienten a negociar y que paguen lo que tienen que pagar, que hay trabajadoras a las que no les pagan ni el SMI. Y si no, que se vayan: Que lo dejen en manos de los ayuntamientos, que son los que tenían que estar gestionando este servicio."