Más de 390 multas en siete días por exceso de velocidad

Pilar Muñoz
-

La Guardia Civil de Tráfico de Ciudad Real ha contado en esta campaña con velolaser, los nuevos aparatos de control además de los radares fijos y móviles

Más de 390 multas en siete días por exceso de velocidad - Foto: Pablo Lorente

La Guardia Civil de Tráfico ha controlado la velocidad a 5.499 vehículos en las carreteras de la provincia entre el 12 y el 18 de agosto, coincidiendo con el puente, dentro de la campaña de vigilancia y control puesta en marcha por la DGT en colaboración con Tispol, la red europea de Policía de Tráfico.
En siete días, del total de vehículos sometidos a estos controles anunciados por la DGT, han sido ‘cazados’ 393 conductores a una velocidad superior a la permitida, es decir el  7,14 por ciento.
Los controles se han llevado a cabo principalmente en la A-4 por el volumen de vehículos que registra y las nacionales 430 (cruza toda la provincia desde Puebla de Don Rodrigo a Ruidera), 420 (Daimiel-Puertollano) y 401  (carretera que une la capital con Toledo) sin descuidar otras vías.
Según ha podido saber La Tribuna, la Guardia Civil de Ciudad Real ha contado en esta campaña con aparatos velolaser, los nuevos dispositivos de control de velocidad, los miniradares que recientemente  han asignado a la Agrupación de Tráfico y que han sido utilizados fundamentalmente en las carreteras convencionales porque es donde hay más accidentalidad y se registra mayor número de tramos de riesgo en la provincia.
El 51,14% de las 393 denuncias se notificaron en el momento y el 48,86% están pendientes. Todas se tramitan igual, en el Centro de Denuncias Automatizadas de León. El primero de los porcentajes se refiere a aquellos conductores parados y sancionados tras detectarse que circulaban a más velocidad de la permitida y el segundo obedece a las denuncias a través de los radares estáticos, que llegan más tarde.
La mayoría de los conductores   denunciados circulaban a una velocidad media de 140 km/h, cuando el límite es de 90 en vías convencionales. La multa es de 300 euros y dos puntos detraídos. Para los pillados a una velocidad de entre 91 y 120 km/h la sanción es de 200 euros sin retirada de puntos y de 600 euros y cuatro puntos cuando se pisa el acelerador entre 141 y 160 km/h. En este sentido, el teniente Ángel Medina, segundo jefe de Tráfico, recuerda que el límite se reduce en el caso de otros vehículos como furgonetas o camiones.
El control realizado forma parte de la campaña de la DGT en colaboración con la Red Europea de Policía de Tráfico ‘Tispol’.  
El teniente Medida reitera que circular a la velocidad adecuada puede evitar la cuarta parte de los accidentes mortales.