scorecardresearch

Un puñetazo de cárcel

Ana Pobes
-

Ramón García recoge firmas para evitar entrar en prisión el lunes por el golpe que propinó al interventor de la estación de Pozuelo de Alarcón en 2008 • Debería pagar 76.000 euros

Ramón García, vecino de Herencia. - Foto: La Tribuna de Ciudad Real.

Nunca antes había costado tan caro dar un puñetazo. En concreto, 76.000 euros. Esa es la cantidad que Ramón García debería abonar para evitar la cárcel por unos hechos que ocurrieron en el año 2008, cuando, junto con otras dos personas, se encontraba en la estación de metro en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y el interventor les pidió «de malas formas» los billetes. Tras un rifirrafe con el supervisor, llegaron a las manos recibiendo el responsable de la estación un fuerte golpe que le costó la fractura de mandíbula. La víctima cayó al suelo y sufrió varias heridas.
Fue condenado «a cuatro años de cárcel, dos por atentado y dos por lesiones». Sus abogados, recuerda desesperado, le aconsejaron que aceptara dos años de prisión y el pago de 76.000 euros como responsabilidad civil. Pago, dice, que los magistrados le aseguraron no iba a tener que pagar, pero ahora, seis años más tarde, y tras presentar varios recursos, Ramón García, de 32 años, natural de Herencia y «sin antecedentes», tendrá que abonar, y si no, cumplirá condena en la cárcel de Alcázar de San Juan por no pagar esos 76.000 euros de responsabilidad civil. Y si nada cambia, será este lunes cuando entre en prisión.

(Más información en la edición impresa)