La peatonalización de calle Calatrava arrancará «en marzo»

Hilario L. Muñoz
-

Contratación acepta finalmente bajas temerarias presentadas por dos empresas a este proyecto y el arco del Torreón, lo que supone un ahorro en más de 450.000 euros para el Consistorio

La peatonalización de calle Calatrava arrancará «en marzo» - Foto: Tomás Fernández de Moya

Desde el pasado otoño dos proyectos de obras del Ayuntamiento de Ciudad Real se encontraban esperando un dictamen del área de contratación. Se trata de las inversiones en el arco del Torreón y la peatonalización de los tramos de las calles Calatrava y Toledo. Es, seguramente, de las dos infraestructuras más importantes del pasado año con unos presupuestos por valor de 1,4 millones de euros. El motivo por el que aún no se habían adjudicado era que tres empresas, dos en la peatonalización de calles, y una en el arreglo del antiguo aparcamiento, habían presentado lo que se denomina una baja temeraria, un precio bastante menor al presentado por el resto de empresas que han concurrido. Las entidades han tenido que presentar proyectos para especificar los motivos que les llevan a realizar de forma más económica la obra y el departamento de obras ha aceptado su método, por lo que finalmente se ahorrará más de 450.000 euros en estas obras.
De este modo, el edil de Hacienda, Nicolás Clavero, explicó que «la peatonalización de calle Toledo y Calatrava cuenta ya con empresas clasificadas y se está esperando que se presente la documentación para adjudicar la obra definitivamente», misma situación en la que se encuentra el arco del Torreón por lo que se han desbloqueado estas dos inversiones paradas desde noviembre en el proceso de adjudicación. Clavero recordó que ahora las empresas cuentan con un mes para presentar la documentación requerida y otro mes para empezar la obra, lo que implica que si los plazos se cumplen ambas empezarían «en el mes de marzo». 
La obra de peatonalización de la calle Calatrava y Toledo estaba prevista que se hiciera por un importe de 855.916,87 euros e inició su licitación en el mes de octubre. En la mesa de contratación hubo dos empresas que presentaron ofertas en baja temeraria, por un precio mucho menor que las otras 21 empresas que optaron, por lo que Contratación les requirió informes para saber los motivos. Uno de ellos ha sido admitido y el otro no, por lo que la obra se adjudica por un importe de 608.239 euros, lo que implica 247.677,87 euros menos de lo previsto. En cuanto al arco del Torreón, que se licitó por 670.252,59 euros, en noviembre, hubo una empresa que ofertó en baja temeraria e igualmente se ha admitido tras presentar los informes su oferta por 454.230,18 euros, lo que implica 216.022,41 euros menos. Aceptar ambas ofertas implica que el Consistorio cuente con 463.700,28 euros, que no tendría de otra manera.  
Clavero recordó que para evitar sorpresas tras la adjudicación se presentan estos «informes técnicos» donde se justifican «las bajas y el técnico dicta que la obra se pueda hacer bien». 
Además de estas dos obras existen otros proyectos pendientes y anunciados por el Ayuntamiento que se encuentran desde hace dos meses en esa situación de espera de informes técnicos. Se trata por ejemplo, de la segunda fase de la obra de Plaza de Cervantes y calle Alfonso X, con dos meses para adjudicarse tras la baja temeraria. En este caso la obra es de 402.543,43 euros y dos empresas han ofrecido realizarla por 257.155 euros y 267.898, por lo que se está ala espera de sus informes técnicos para efectuar la adjudicación.