La población crece en la periferia a costa del centro

Hilario L. Muñoz
-

Los datos del padrón por zonas muestran un envejecimiento de los habitantes dentro de ronda con áreas donde los mayores de 65 años superan el 30 por ciento del censo

La población crece en la periferia a costa del centro - Foto: Tomás Fernández de Moya

Ciudad Real capital camina a dos velocidades y así lo reflejan los datos del censo de habitantes, por secciones y distritos que la pasada semana publicó el Instituto Nacional de Estadística. Se trata de un documento que refleja que el crecimiento en población de la capital no es homogéneo y mientras existe una zona periférica, sobre todo el entorno del Hospital General de Ciudad Real, que crece a un ritmo vertiginoso, hay otras áreas, aquellas secciones más céntricas que pierden población. Por hacer idea, la pérdida de población en los barrios de plaza Mayor, Morería, el Perchel, el Torreón, Los Ángeles o Pío XII, es de 6.148 habitantes. Mientras, el crecimiento de la zona del hospital, 4.378 censados más, junto a la Guija, el área de Puerta de Toledo, el Pilar, Nuevo Parque o las pedanías, llega a las 6.880 habitantes ganados en los últimos diez años, la década que va de 2019 a 2009. Además entre ambos espacios hay una ruptura generacional en solo una década, con zonas donde apenas hay menores de 20 años, desplazada con sus padres hacia la periferia. Esto queda reflejado en que en 2009 no había ninguna zona en que los mayores de 65 años supusieran más del 30 por ciento de la población y actualmente hay cuatro secciones que superan ese porcentaje: la zona centro, con las plazas Mayor, Pilar y Cervantes, el entorno del Prado y el Torreón.
Yendo de los barrios a los distritos hay tres que ganan en población. El primero y más llamativo es el 1, que abarca toda la zona sur de Ciudad Real y que engloba ese entorno del hospital, pero también el Larache, el crecimiento en torno al Go Fit y el final de la calle Alarcos y esa zona de la almendra interior de ronda. Se trata de un amplio distrito que gana 3.244 personas censadas en la capital, un crecimiento del 25,7 por ciento en 10 años.
No se trata solo de más población sino también de contar con habitantes más jóvenes. En este sentido, en el año 2009 había 3.129 menores de 20 años en este barrio y en 2019 eran 3.856. Hay 727 más y que marcan que este distrito sea el único espacio de la capital en que aumenta la población joven. De hecho, también es el único espacio de la capital en que aumenta la cifra de habitantes en edad de trabajar, entre los 20 y los 65 años, con 2.145 personas más en esta edad. Ambas situaciones le permiten al Distrito 1 mantener la misma estructura de población en 2019 que tenía en el año 2009, con un 24 por ciento de gente menor de 20 años; un 63 por ciento, de personas entre 20 y 65 años; y un 12 por ciento, de mayores de 65. Este último porcentaje es el menor que hay de jubilados de la capital.
La población crece en la periferia a costa del centroLa población crece en la periferia a costa del centroHay que tener en cuenta que el Distrito 1 no es un espacio homogéneo, hay secciones y existe una zona que baja en población, la que va de plaza Mayor y Pilar hasta ronda de Ciruela y de ronda hasta el hospital. La primera pierde 1.134 habitantes, en el periodo que va de 2009 a la actualidad y la segunda gana 4.378, remarcando esa diferencia entre el centro y la periferia, y que el pulmón de crecimiento de la capital se encuentra en el entorno del Hospital.
El segundo distrito que gana en población es el 3, la zona norte de la capital y que abarca además el Campus Universitario. Suma apenas 72 habitantes, gracias, en primer lugar a que no se han perdido jóvenes, hay exactamente el mismo número de menores de 20 años ahora que había en 2009, y a que la llegada de mayores de 65 ha compensado el traslado de las personas entre 20 y la jubilación. En este caso resalta igualmente las dos zonas diferenciadas, con un centro que pierde 751 habitantes, mientras que el espacio de Puerta de Toledo y el de la universidad ganan 823 habitantes censadas. Hay que tener en cuenta que los universitarios no aparecen en este censo, a menos que se encuentren empadronados.
La última zona que crece por distritos es la 5 que gana 45 habitantes. En este caso, el crecimiento es de mayores de 65, con una pérdida de jóvenes, quizás muestra de que los pedáneos de la capital se han hecho mayores y siguen viviendo en estas zonas.  
Descensos.

En el lado de los descensos se lleva la palma el distrito 2, la zona oeste de la capital, donde se pierde 1.559 habitantes y un 5 por ciento de la población, con toda la pérdida reflejada en la caída de los menores de 65 años, 1.520 menores de 20 años menos en una década y 1.053 personas menos de 20 a 65 años, mientras aumenta el número de jubilados. En este caso llama la atención que todo el centro, la zona de plaza de Toros y Barrio de la Morería así como La Granja o Pío XII pierden población y solo La Guija aumenta sus habitantes, con 814 personas más.
Por otra parte, el distrito 4, donde se incluye la zona sur del Perchel, El Torreón, Barrio de los Ángeles, Pilar y Nuevo Parque también pierde población un 5,3 por ciento menos, pero en este caso, la diferencia es clave entre los primeros barrios, 1.890 habitantes menos, y los dos últimos con un Pilar que gana 543 habitantes y Nuevo parque, con 277 más.