scorecardresearch

El entoldado de la plaza Mayor pendiente de revisar precios

M. L.
-

La empresa que resultó adjudicataria ha solicitado su adecuación a los actuales costes del mercado para un proyecto que sigue sin ser una realidad

El entoldado de la plaza Mayor pendiente de revisar precios - Foto: Rueda Villaverde

El proyecto para entoldar la plaza Mayor pasa ahora por un nuevo retraso, el enésimo en el azaroso camino desde que se ideó, allá por el año 2017, hasta la actualidad. A día de hoy, en plena ola de calor, sigue sin ser una realidad, mientras que otros municipios del entorno llevan años de ventaja a la hora de generar zonas de sombra con las que mitigar los efectos de las altas temperaturas.

Ahora la causa de la demora es la revisión de los precios que ha solicitado la empresa que resultó adjudicataria, Carpas Zaragoza S. L. debido al encarecimiento de los materiales, en este caso de la tela para la cubierta textil y de los enganches, según avanzó ayer la primera teniente de alcaldesa, Pilar Zamora, en declaraciones a Cadena Ser. El día de antes, mutismo de la edil de Urbanismo, Raquel Torralbo, y la portavoz del equipo de Gobierno, Mariana Boadella, tras ser preguntadas por esta cuestión por este diario.  

Bien entrado el mes de junio, y el calor, el entoldado de la plaza Mayor sigue sin hacerse efectivo, pese a que el acta de adjudicación tiene fecha del 14 de junio de 2021. Entonces no fue posible. Para este año se esperaba poder concretar su instalación después de que el pasado 9 de mayo, la Junta de Gobierno Local aprobase el proyecto elaborado por la empresa concesionaria, a la que se le adjudicó la redacción del proyecto y su instalación y mantenimiento durante una temporada, de junio a octubre. No obstante, el proyecto vuelve a estar parado a expensas de la revisión de precios, según indicó la primera teniente de alcaldesa. 

El entoldado de la plaza Mayor salió a licitación por 180.000 euros más IVA, en total, 217.800 euros, en el que fue el segundo intento del Ayuntamiento de Ciudad Real por hacer realidad este proyecto. 

El primero se remonta a la anterior legislatura, cuando la entonces concejala de Medio Ambiente, Manuela Nieto, impulsó un pliego de licitación por 50.000 euros que quedó desierto. Para ninguna empresa resultaba atractiva su instalación a ese precio. 

Ahora, la adjudicataria ha solicitado la revisión del importe basándose en el decreto del Gobierno para adecuarlo a su encarecimiento.