Las Lagunas se mantienen por encima de los 580.000 turistas

Ana Pobes
-

El Parque Natural cerró 2019 con el registro de 583.279 visitantes, lo que supone un ligero descenso en relación al año anterior en el que se contabilizaron 586.154. En total, 2.875 menos

Las Lagunas se mantienen por encima de los 580.000 turistas - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera cerró el año pasado con «muy buenos datos» en cuanto a número de turistas con el registro de 586.154 personas. Aunque esta cifra supone un «ligero» descenso en relación al año anterior de 2.875 visitantes menos, lleva a la satisfacción de los responsables de este espacio protegido, ya que significa seguir manteniéndose un año más en el medio millón de turistas. Y a eso han contribuido las intensas precipitaciones que se produjeron el pasado mes de septiembre en el entorno de Ossa de Montiel, El Bonillo y Munera, en la provincia de Albacete, y que provocaron una espectacular crecida de las lagunas que forman el Parque Natural ofreciendo una imagen insólita. El agua es el principal atractivo del parque, y cuando sus lagunas están a rebosar son cientos las personas que acuden a ver esta bella estampa. Fue el caso, por ejemplo, de la laguna de San Pedro, que rebosó para llenar por completo la laguna de La Redondilla. Sin duda, una imagen insólita.
Pero sus aguas son también fuente de turistas en la época estival con la llegada de numerosos bañistas. Fuentes cercanas al parque informaron a este medio que julio y agosto son los meses de mayor afluencia. El agua y el baño es indiscutiblemente uno de los principales atractivos del parque, un ‘oasis’ de agua y vegetación que alcanza su mayor plenitud en primavera, cuando las lagunas alcanzan su máximo caudal, y en verano, cuando las visitas son masivas y las carreteras se llenan, fundamentalmente, de personas que van a pasar el domingo. Así lo corroboran los datos, ya que mientras en un domingo de primavera pueden ser 2.000 las personas que se acercan a Las Lagunas, en uno del mes de agosto se pueden congregar 15.000.
No obstante, a través del centro de información que la Junta de Comunidades, órgano competente, tiene en Ruidera, únicamente pasa entre el tres y el cinco por ciento de los visitantes que tiene el parque. En este sentido, y según los datos aportados por el Ejecutivo autonómico, de los más de 580.000 turistas registrados el año pasado solo 19.818 pasaron por el centro de visitantes con una media de 83 turistas diarios en los 283 días en los que permaneció abierto al público. La mayoría, 5.453, procedían de Andalucía, de Madrid (4.554) y Castilla-La Mancha con 4.442. Aunque también llegaron desde la comunidad valenciana con 3.184, así como de otras regiones.
 Localizado en el límite de las provincias de Albacete y Ciudad Real, en pleno Campo de Montiel, el parque se extiende sobre una superficie de más de 4.000 hectáreas, donde se pueden observar un total de dieciséis lagunas que, escalonadamente, intercambian tranquilos remansos, con cascadas y torrentes de agua. Es uno de los principales destinos turísticos de Castilla-La Mancha, y a nivel europeo también está considerado como un espacio singular, pues se trata de un ecosistema único conformado por frágiles formaciones travertínicas que dan lugar a las lagunas, del que sólo existe una manifestación similar en Croacia, en el Parque Nacional de Plitvicka Jereza (Plitvice), que se encuentra sobre el río Korana.