scorecardresearch

Daimiel tendrá unos presupuestos «ajustados» por la inflación

Ana Pobes
-

El concejal de Hacienda asegura que a pesar de que el contexto es «complejo» por factores como la deuda y el gasto financiero, «no se trasladará mayor presión fiscal a los vecinos»

Daimiel tendrá unos presupuestos «ajustados» por la inflación - Foto: Toms Fernndez de Moya

A poco más de un mes para finalizar el año, el Ayuntamiento de Daimiel trabaja en la elaboración de los presupuestos municipales para el próximo año. El portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo, mostró su preocupación por el «importante» incremento del gasto corriente como consecuencia de la inflación y que conlleva una situación «complicada» para cuadrar las cuentas, pero aún así serán unos presupuestos que «no trasladarán mayor presión fiscal a los vecinos». Con ese objetivo, en el último Pleno se aprobaron las nuevas ordenanzas fiscales, que se han congelado.

«Se prevén unos presupuestos complicados y con mucha incertidumbre», insistió al tiempo que recordó que «hay que garantizar el pago de las nóminas» y otros aspectos como el plazo medio del pago de proveedores, pero «la inversión hay que contenerla para poder hacer frente al incremento del gasto corriente». «Una parte importante de los ingresos de los ayuntamientos son los impuestos como el IBI, al que se aplica el valor catastral y da igual la inflación que haya, es decir, son partidas cerradas que no nos permiten tener una mayor recaudación como sí tienen el Estado y las comunidades autónomas, que están generando partidas récord de recaudación principalmente por el IVA», argumentó.

En este sentido, el responsable de Hacienda en Daimiel recordó también la deuda que el equipo de Gobierno, presidido por el popular Leopoldo Sierra, heredó del Gobierno socialista cuando llegó a la Alcaldía, y que actualmente llega a los 16 millones, lo que significa 22 menos, dijo. Así, además de la subida del gasto corriente, el Consistorio sufre un «importante volumen de deuda» y un gasto financiero que «se dispara» como consecuencia de la revisión del tipo de interés en todas las operaciones. Y todo esto, subrayó, sin olvidar la actualización del capítulo uno (de personal), que ha subido un 1,5% con carácter retroactivo en 2022 y se prevé una subida de un 3% para 2023, lo que significa para el Ayuntamiento de Daimiel dedicar a este capítulo una partida de más de 400.000 euros, por lo que el contexto es «muy complejo».  

Pero a pesar de todo, la intención del Ayuntamiento es mantener todos los servicios públicos esenciales, incluso, subrayó, los que no son competencia propia. «Todos los años el Consistorio tiene que poner de recursos propios más de un millón de euros para servicios sociales, cuando es una competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha», argumentó para señalar después que las inversiones más importantes ya se han realizado a lo largo de la legislatura como, por ejemplo, la senda peatonal que unirá el municipio con la Laguna de Navaseca, pues «nunca nos hemos guiado por el calendario electoral, como sí hacen otras administraciones. Nos adaptamos al momento», sentenció.

Unos presupuestos que se aprobarán con el año iniciado, por lo que el Ayuntamiento trabaja ya para aprobarlos a finales de diciembre o el próximo mes de enero. «Nuestra intención es aprobarlos lo antes posible, pero estamos en un periodo de incertidumbre», manifestó.