scorecardresearch

Renfe atribuye a unas obras de Adif los retrasos en los Avant

M. Lillo
-

La compañía traslada a la alcaldesa en una reunión que los problemas se registraron sobre todo en agosto y septiembre y después sólo se han producido «incidencias puntuales»

Usuarios del Avant en la estación de tren de Ciudad Real a mediados del pasado mes de octubre. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los problemas que se han registrado en los trenes Avant Puertollano-Ciudad Real-Madrid fueron consecuencia de «la afectación en verano, sobre todo en agosto y septiembre, de unas obras ejecutadas por Adif en la alta velocidad», según informaron desde Renfe a este diario, que comunicaron a su vez que esto es lo que le trasladaron el lunes a la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Masías, en una reunión en la que la mandataria municipal pidió explicaciones acerca del deterioro del servicio que vienen denunciando los usuarios en los últimos meses.

Una vez finalizadas estas obras, prosiguió uno de los portavoces de Renfe, lo que se han podido producir son «incidencias puntuales», ya que, «una vez pasadas las obras, el servicio se está prestando con mucha fiabilidad». No obstante, informó que los mencionados trabajos implicaron una modificación del servicio que derivó en retrasos en trenes que circulan por este corredor.

En concreto, desde el operador ferroviario recordaron que Adif iba a desarrollar entre el 1 de agosto y el 19 de septiembre actuaciones de renovación integral de la infraestructura que afectaban a diferentes puntos del tramo que discurre entre Yeles (Toledo) y Guadalmez (Ciudad Real) de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla. «Estos trabajos de renovación de la infraestructura obligan a realizar una reprogramación en el servicio de Alta Velocidad-Larga Distancia de Andalucía durante las semanas en las que se desarrollan las obras. Las horas de salida y/o llegada de todos los trenes que circulan en la Línea de Alta Velocidad Madrid-Andalucía se modificarán unos minutos respecto a las actuales y los tiempos de viaje se verán incrementados en una media 10 minutos», informaban Renfe y Adif en un comunicado conjunto con fecha del pasado 14 de julio, comunicado al que se remitieron ayer desde Renfe.

Sin embargo, los usuarios del Avant han venido denunciando que el deterioro del servicio va más allá de septiembre y, de hecho, a mediados de octubre se produjo lo que se podría denominar la 'semana del caos', con retrasos en varios trenes o viajeros que se vieron obligados a ir de pie al habilitarse menos coches que plazas que se habían vendido. Para Renfe, no obstante, se trata de problemas «puntuales» e indicaron que la voluntad de la compañía es siempre la de «explicar y escuchar». «Hacemos análisis y monitorización diaria de todos nuestros servicios y si hay puntos de mejora se intentan aplicar», comentó en respuesta a posibles mejoras a implantar en los Avant del corredor manchego.