Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa

Hilario L. Muñoz
-
Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa - Foto: Rueda Villaverde

La Junta de Comunidades convierte en norma, tras el decreto de inclusión educativa, los protocolos seguidos hasta ahora en las guías de escolarización de cara a adaptar materiales

El pasado lunes, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicó una resolución  que convierte en rango de norma muchos de los planteamientos y protocolos que utilizaban los orientadores escolares a la hora de aportar medidas individualizadas y extraordinarias para la inclusión educativa de los estudiantes en centros de la región. Hasta ahora se utilizaban las llamadas guías de escolarización,  pero el próximo curso, 2019-2020, será el último en el que se empleen y a partir del 2020-2021 tendrá que utilizarse de forma obligada la nueva regulación. Por este motivo, ayer se celebró un encuentro con todos los orientadores de educación de la provincia de Ciudad Real en el que se expusieron estos cambios normativos centrados en la nueva resolución de inclusión escolar.
Se trata de la adaptación de esas guías de escolarización al  Decreto 85/2018, de noviembre, por el que se regula la inclusión educativa del alumnado de Castilla-La Mancha y que marca cómo debe efectuarse la escolarización. «La resolución es una normativa que desarrolla el decreto de inclusión y deja claro aquellas medidas para los estudiantes que necesitan medidas extraordinarias», indicaron fuentes de atención a la diversidad de la Consejería de Educación, que señalaron que se trata de dar «rango normativo» a las guías de escolarización y marcar cómo se debe desarrollar el proceso de escolarización de estos estudiantes.  
Desde Atención a la Diversidad indicaron que el decreto 85/2018 marca las pautas de escolarización de estos estudiantes y esta resolución son las instrucciones por las que debe desarrollarse. «Igual que existe la resolución de admisión de cualquier alumno, se publica esta resolución para estos alumnos con necesidades educativas especiales» que busca «unificar los criterios al escolarizar a los alumnos que tengan necesidades educativas especiales», señalaron las mismas fuentes.
Así, desde Atención a la Diversidad argumentaron que «lo potente es el decreto 85/2018 de inclusión» y quiso remarcar que en ningún momento se dice que se vayan a cerrar centros de educación especial. Este comentario hace referencia al objetivo de que la inclusión en centros ordinarios sea máxima. «Hay distintas modalidades de escolarización y en centros de educación especial habrá niños con necesidades tan significativas que en el centro ordinario no pueden tener cabida», argumentaron estas fuentes. «Lo que sí puede ocurrir es que retornen niños de centros educativos especiales con necesidades no tan significativas».
La resolución publicada plantea un proceso de escolarización en tres fases con la elaboración de un informe de evaluación psicopedagógica del alumnado, un dictamen de escolarización y un plan de trabajo.
De cara al primer documento se trabajará en un proceso de identificación de barreras y potencialidades para la participación e inclusión educativa, que determine las adaptaciones necesarias que «propicien la inclusión educativa del alumnado y el máximo desarrollo de sus potencialidades». Con estos condicionantes se realiza un dictamen de escolarización que incluye «la propuesta de modalidad de escolarización, la propuesta curricular y la propuesta de las ayudas, los apoyos y recursos personales complementarios, materiales o técnicos que el alumnado requiera». Se trata de un documento que debe contar con la opinión expresa de las familias.
El documento plantea que «la modalidad de escolarización que corresponde a hacer efectivo el derecho a la educación inclusiva para todo el alumnado y en todas las etapas educativas, es el centro ordinario», cuando sea diferente y a partir del curso 2020-2021 «deberá haberse dispuesto durante al menos de un curso escolar» la tutorización del alumnado desde un centro ordinario. En la práctica, esta situación implica que antes de enviar a cualquier estudiante a un centro de educación especial se deben plantear todas las opciones en los centros ordinarios, incluida la escolarización mixta, en un centro ordinario y especial.
La resolución también regula otros aspectos como la escolarización de los estudiantes que vengan de atención temprana, así como el retraso en el inicio de la etapa de Infantil, o la posibilidad para estudiantes de altas capacidad de «reducir el tiempo de permanencia en las distintas etapas, ciclos, grados, cursos y niveles».
El desarrollo de la resolución incluye incluso la regulación de los estudios de Bachillerato al «autorizar la exención de determinadas materias o partes de las materias» sin que haya perjuicio en etapas posteriores por este motivo.
 

Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa Rueda Villaverde
Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa - Foto: Rueda Villaverde
Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa Rueda Villaverde
Educación expone el nuevo documento de inclusión educativa - Foto: Rueda Villaverde