scorecardresearch

Ciudad Real llena todas las plazas para médico de familia MIR

Hilario L. Muñoz
-

Las cinco provincias de Castilla-La Mancha se libran de una situación que ha afectado al resto de España, con 200 plazas de formación para la primaria que no han sido elegidas

Imagen de archivo de la jornada de puertas abiertas para los futuros MIR - Foto: LT

La atención primaria «pasa por uno de los peores momentos de su historia». Esta es una de las reflexiones que se escuchó ayer en el Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real, donde se entregaron los reconocimientos a los mejores médicos de primaria. Un ejemplo de esta situación se encuentra en la elección de los médicos internos residentes, la formación especializada de los graduados, donde se han quedado 200 plazas de medicina de familia sin elegir, quienes aprobaron el examen no han querido ese puesto y se han quedado desiertas. El problema a corto plazo es la necesidad de hacer atractiva la especialidad y a largo plazo la necesidad de completar la formación, porque en cinco años se podrían jubilar uno de cada cuatro médicos que hay en la actualidad. Castilla-La Mancha es con Madrid, Valencia, Murcia y País Vasco uno de los cinco territorios que ha logrado atraer a los estudiantes, llenando las 27 plazas de Ciudad Real y las 92 de la región. Se logró 'por los pelos', con cinco de estas plazas, tres en Ciudad Real, adjudicadas el 20 de mayo, el último día para elegir.

La vocal de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del Colegio de Ciudad Real, Beatriz Serrano, recordó que lo ocurrido ya pasó en otras ocasiones, la última en 2015, cuando se quedaron muchas plazas MIR sin ser elegidas. Lo «llamativo» es que este año haya ocurrido en una sola especialidad, con 217 plazas sin elegir, 200 de medicina de familia. «Casi el nueve por ciento de las plazas de medicina de familia no se han ocupado y han quedado libres». Por este motivo, desde la Vocalía de médicos jóvenes de España han realizado un documento en el que muestran su preocupación por esta situación y por «la falta de médicos que va a haber» a medio plazo. La propuesta, en su opinión, pasa por modificar el examen MIR.

Serrano es una médica que decidió hacer la especialidad de medicina de familia, lo eligió por vocación, como «primera elección», la consideraba una especialidad «muy atractiva» por los conocimientos tan amplios que ofrece. Por este motivo, cree que las facultades deben mostrar «la belleza que tiene» la primaria, pero también informar de las salidas tan amplias que tiene, al permitir trabajar en urgencias, por ejemplo, no solo en centros de salud.

Para la vocal del Colegio de Ciudad Real, una clave de que se hayan llenado las plazas en la región puede ser la relación de tamaño de los municipios, con plazas en capitales de provincia y grandes localidades.

En la elección MIR de este año hay también otra cara en Ciudad Real, ya que el número 201 del MIR, la primera persona que ha decidido formarse como endocrino, ha elegido el Hospital General de Ciudad Real. Se trata de un hito en la provincia del que sentirse «orgullosos» por lo que supone para la formación especializada.