"La Diputación destinará ayudas para frenar la despoblación"

D.M./ A.P.
-

El presidente de la Corporación Provincial, José Manuel Caballero, habla en una entrevista concedida a La Tribuna de natalidad, desempleo, del retraso de las obras del pabellón de Fenavin y confiesa que le enerva que el PP no hable claro de la A-43

«La Diputación destinará ayudas para frenar la despoblación" - Foto: Pablo Lorente

En los presupuestos se destinan más de 11 millones a luchar contra el despoblamiento. Aún así la provincia sigue perdiendo población. ¿Qué es lo que falla?
Que muere más gente de que la que nace, y no es algo distinto a lo que ocurre en el resto de España, donde hay más mortalidad que natalidad y en los lugares en los que se produce un aumento de población se debe fundamentalmente a una fuerte presencia de ciudadanos extranjeros y de gente que regresa a su propio territorio. En todo caso, la curva está mejorando y estamos en una fase en la que creo que dentro de unos años vamos a empezar a subir. Y para eso hay que intentar garantizar que la gente que vive en los pueblos tenga  las mismas oportunidades que aquellos que viven en las ciudades.
¿Sería necesario más ayudas a la natalidad?
Estoy convencido de ello, pero aunque se financie la natalidad las familias no van a tener seis hijos como mis padres o tres como yo porque también hay un cambio social. Hay muchas decisiones que afectan a la hora de determinar el lugar de residencia, y en muchos casos ni si quiera tienen un carácter económico ni está en mano de las administraciones decidirlo. Hay que asumir que la despoblación no está vinculada exclusivamente con lo económico sino también con modelos de sociedad y de vida.
¿Qué puede hacer la Diputación parar mitigar los efectos de la despoblación?  
Estamos empeñados en garantizar que la gente que vive en los pueblos tenga las mismas oportunidades  que los que viven en las ciudades. No queremos que nadie se vaya del pueblo porque piense que va a acceder mejor a los servicios públicos en la ciudad. Con ese objetivo habrá que garantizar servicios fundamentales como el transporte, aunque también es muy importante la instalación de determinados negocios que garanticen la vida en los pueblos, donde necesitamos que se mantenga la hostelería y el comercio que presten los servicios fundamentales. Y la Diputación lo garantizará con ayudas directas a hosteleros y comerciantes para que mantengan la actividad en los pueblos.  
¿Es la primera vez que se hace?    
Sí, y se hará con una parte de esos más de once millones de euros que aún están sin definir para favorecer la fijación de población. Asimismo, más allá de estas ayudas se incentivará negocios relacionados con la condición de género y apostaremos por figuras, ya comprometidas por ejemplo en la comarca de Almadén, que favorezcan el desarrollo económico. Es decir, aprovechar las oportunidades que existen en el territorio para captación de empresas y nuevos proyectos a través de figuras como oficinas, agencias y profesionales técnicos que vendan y den publicidad a las potencialidades del mundo rural. Vamos a intentar convertir la potencialidad en una realidad económica que favorezca la presencia o implantación de negocios.  
El Partido Popular asegura que el equipo de Gobierno vende nuevas partidas cuando lo que realmente ha hecho es cambiarlas de nombre.
Evidentemente, porque el presupuesto de la Diputación no ha aumentado en once millones de euros. Gobernar es priorizar, y lo que se ha hecho ha sido priorizar. Quien piense que de la noche a la mañana se pueden sacar unas cifras nuevas en los presupuestos sin dejar de hacer otras cosas está engañando a los ciudadanos o no tiene ni idea de gestión presupuestaria. El incremento del presupuesto con respecto al año anterior ha sido de un millón y medio, y se ha dedicado a la despoblación. Vamos a dedicar una parte importante de los recursos en las zonas rurales más alejadas y de menor tamaño, por lo que mejoraremos caminos, actuaremos en las carreteras y financiaremos el establecimiento de negocios en esos municipios.
Se ha cerrado un año malo para la provincia en relación al paro. Ciudad Real no termina de despegar como otras provincias en el tema de desempleo.    
Si uno observa los datos ve que hay aproximadamente unos 2.000 trabajadores menos afiliados a la Seguridad Social en diciembre de 2019 en relación a diciembre de 2018. La provincia tiene una alta dependencia del sector agroalimentario y factores como una peor campaña de recogida de aceituna y una vendimia menor han producido un efecto directo en el paro. Tenemos que intentar obtener mayor valor añadido del sector agroalimentario y crear nuevas actividades al hilo de la logística y el turismo, que está dando muy buenos datos. Ése es el camino.
¿Y qué deben hacer los responsables institucionales para asegurar la instalación de empresas?  
Primero ofrecer cercanía, accesibilidad y todas las posibilidades, y el Gobierno de Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que más facilidades ofrece a las empresas desde el punto de vista de las gestiones administrativas. Y segundo, estabilidad política, es decir, dar seguridad al inversor, y somos una administración que no cambia de opinión de un día para otro. Tenemos muy claro cuáles son los límites y los márgenes  y no hacemos ni un giro si no es porque está muy medido y estudiado. Los que quieren invertir en la provincia y en la región saben que hay estabilidad política, seguridad, sentido común y previsión. Todo ello, sin olvidar además los incentivos económicos, que también existen. Faltaría la fase de infraestructuras, y esa es en la que estamos peleando.
¿Confía en que con el nuevo gobierno llegue la A-43?  
Confío en que podamos avanzar, y desde luego en eso vamos a trabajar. Tengo muchas esperanzas en el nuevo Gobierno pero le vamos a seguir reivindicando como si se tratara de un Gobierno de derechas. Me enerva no escuchar con claridad al Partido Popular por dónde quiere que vaya la autovía, pues no es contradictorio decir que el trazado de la A-43 tiene que ir por Puertollano y Almadén con pedir que la N-430 debe tener todas las medidas de seguridad para que no sea la vía que permanentemente dé noticias de siniestralidad.
El Ministerio de Fomento advirtió que solo habrá proyecto si hay consenso entre las comunidades autónomas, pero Extremadura se perfila por el trazado de la nacional.    
Extremadura no lo termina de ver claro porque también tiene una fuerte presencia en el sur que exige que vaya por Puertollano y Almadén. El Gobierno de Castilla-La Mancha lo tiene claro, y me gustaría que el Partido Popular y Ciudadanos se pronunciaran también a favor de esta alternativa. Los gobernantes tenemos la obligación de decir a la ciudadanía la verdad, aunque a veces no guste, y la verdad es que hoy vertebra mucho más la autovía por Puertollano y Almadén que por la otra zona, y esto no es incompatible con una N-430 totalmente segura.  
La provincia cuenta con cerca de 1.700 kilómetros de carreteras, ¿en cuáles se actuará este año?    
Una prioridad será la comunicación de los municipios alejados con las zonas de referencia en la prestación de servicios. Actuaremos de manera inmediata en el camino que comunica Saceruela con Valdemanco del Esteras para que sea transitable en condiciones de seguridad. Se arreglará también la vía que une Carrión con Fuente el Fresno, que tiene mucho tráfico, la de San Carlos del Valle con Valdepeñas y la que comunica Los Cortijos con Urda, en Toledo, entre otras. Se dedicarán siete millones de euros, además de otro millón para caminos y 200.000 euros para puentes con un estado complejo. Sin olvidar las que ya están en licitación.
¿Se arreglará este año la carretera de Brazatortas con Cabezarrubias?  
Vamos a intentar que esté en la legislatura pero hay que explicar que la vía tiene un tránsito muy bajo que no supera los 250 vehículos de media y tiene una utilidad fundamentalmente para el acceso fincas, es decir, no es la vía por la que se acude a los institutos ni a los centros sanitarios, ya que esa está en perfectas condiciones. Entiendo que hay que arreglarla y así me comprometí con los alcaldes pero tengo que ser claro, una carretera que no se utiliza para ir al médico ni para ir al instituto no es una prioridad hoy por hoy.
¿Habrá un nuevo plan de caminos conjunto con la Junta ?  
Confío en que sí y la Diputación está a disposición. Ahora mismo se está ultimando este plan de caminos regional, por lo que habrá que ir haciéndonos un planteamiento de un nuevo plan para 2020-2024. La provincia tiene 26.000 kilómetros de caminos rurales y se han arreglado mil  a través de este plan dotado de nueve millones de euros. Eso está muy bien, pero si realmente queremos luchar por favorecer los derechos de la gente que vive en los pueblos, hay que plantear además un plan específico para actuar en esos municipios en peor situación.

Si el nuevo Gobierno levantase el techo de gasto , ¿a qué se destinaría?    
Una parte muy importante a carreteras y otra, a realizar las infraestructuras necesarias en los municipios más desfavorecidos. Por ejemplo, desde el punto de vista de la calidad del agua, muchos municipios cuentan con infraestructuras ineficientes que llevan a una pérdida que supera en ocasiones al 60 y al 70 por ciento del agua que sale en origen al que llega finalmente a los domicilios, pero la inversión es de tal volumen que el Ayuntamiento no puede abordarla al no tener recursos económicos suficientes, por lo que necesita de la  inversión extraordinaria de otra administración.

¿El nuevo pabellón estará listo para Fenavin 2021?  
Espero que sí, aunque reconozco que vamos más despacio de lo que me gustaría. Las obras tuvieron que paralizarse por Fenavin 2019 y hemos tenido la mala suerte que nos ha pillado un cambio de normativa en materia de seguridad, y esto llevó a replantear el proyecto.

¿Le preocupa la nueva feria del vino que tendrá Barcelona?
No, porque la marca Fenavin es muy potente. Esta feria supone un competidor más en el escenario pero la experiencia ha demostrado que a pesar de otros competidores que surgieron en el pasado, Fenavin consiguió mantenerse.

¿Habrá alguna de iniciativa de impulso al turismo?
La estrategia es promocionar el producto para que sea conocido al mismo tiempo que trabajar para hacer marca con la iniciativa Sabores del Quijote, pues la región no solo son espacios naturales. Y en esto estamos haciendo un esfuerzo muy importante.

¿Cuándo se abordará la dignificación de las fosas con una señalización?
Queremos que sea algo que realmente dignifique y estamos con el diseño de la señalización para lo que contamos con un presupuesto de 50.000 euros para realizarlo en 2020.  Además siguen las investigaciones y muchas son las personas que solicitan el acceso de los expedientes de sus familiares, y eso conlleva un trabajo importante y un coste.