No es el VAR... es el gol

Diego Izco (SPC)
-
No es el VAR... es el gol - Foto: MAHMOUD KHALED

La ausencia de Cristiano Ronaldo pesa mucho más que el penalti de Rulli a Vinicius que se fue al limbo

En la mañana del pasado martes, Carlos Velasco Carballo (el ideólogo en España del videoarbitraje) ofreció las cifras de la primera vuelta: el porcentaje de acierto de los árbitros ha sido del 95 por ciento en las acciones más decisivas y el VAR ha corregido 59 infracciones en los 190 partidos disputados. De telón de fondo, una llamada de Florentino Pérez a Luis Rubiales para quejarse por supuestos agravios, un sector del madridismo poniendo el grito en el cielo y viendo ‘manos negras’ y esgrimiendo teorías paranoicas sobre persecuciones... 
Pero la lógica dice que el Real Madrid no tiene un problema con el VAR, sino con el GOL, en mayúsculas: terminada la primera vuelta, el equipo ha marcado 28 dianas (no llega a 1,5 por partido) y ha encajado 24. Unos números de zona media para los que hay que retroceder mucho, demasiado, en el tiempo para encontrarles parangón: solo el Madrid de la 99/00 encajó más (29, dándose la circunstancia de que terminó la primera vuelta en la decimotercera posición), y solo el Madrid de la 90/91 marcó menos: 24 tantos en 19 duelos hace casi tres décadas.

SIN 'CR7'
Por mucho que alguien quiera buscar consuelo en la acción de Rulli sobre Vinicius o en los supuestos 10 centímetros de cuerpo de Canales en un gol que el VAR catalogó como legal, la realidad es que el equipo echa mucho de menos a Cristiano Ronaldo en una temporada en la que Benzema (con apenas siete dianas, al mismo nivel de Iñaki Williams o Dembélé) es el máximo goleador liguero; en la que Bale y Ramos -cuatro penaltis- comparten el segundo escalón; en la que el pelotón de ‘llegadores’ de segunda línea (Isco, Modric, Asensio, Lucas o Vinicius) tienen solo un gol por cabeza; y en la que Mariano, el hombre traído a última hora para paliar la ausencia de arietes, aún no se ha estrenado. 
Esos 28 goles (a 25 de los 53 marcados por el Barça... donde la dupla Messi-Suárez suma 31) se unen a los 32 de la pasada temporada para certificar que el Real Madrid era una máquina sellada por Cristiano: si bien ahora está en Italia -donde ya es ‘capocannoniere’ de la Serie A con 14 tantos-, en la 17/18 estuvo sancionado los cinco primeros partidos y no marcó hasta la octava jornada, lo que lastró profundamente a un equipo que para enero ya había tirado la Liga.
De hecho, un breve repaso histórico a las primeras vueltas recientes arrojan datos brutales: en la temporada 14/15 el equipo llegó a estas alturas del campeonato con 62 dianas a favor... y Cristiano Ronaldo había marcado él solo 28. La mejor primera vuelta anotadora del club en la Historia, no obstante, se produjo en la 11/12, cuando fue campeón de invierno con 67 tantos marcados (39 más que hoy en día, promediando 3,5 por encuentro): el portugués había marcado 23. 

SIN RELEVO
«Queremos un Madrid más coral», decía en su momento Julen Lopetegui, ya extécnico blanco, cuando el equipo dio la cara con una exhibición conjunta ante la Roma. Ese «más coral» implicaba reconducir un estilo basado en los goles de Cristiano:más toque (ha desaparecido Isco; Modric y Kroos parecen agotados; Asensio no explota; e incluso el ‘factor sorpresa’ Marcelo se queda en el banquillo) y menos protagonismo individual en ataque. 
El resultado, cuatro meses después de aquella frase, es el peor balance anotador en 20 años. El +4 que presenta este Real Madrid solo es empeorado por el cero de la 99/00 y se aleja mucho de los +49 de la 11/12, los +47 de la 14/15, los +34 de la 15/16... Incluso el año pasado, en el que Cristiano apenas marcó cuatro tantos en toda la primera vuelta, el bloque merengue se las apañó para presentar un 32-17 (+15) en el balance goleador. 
El hoy atacante de la Juventus no tiene relevo:Gareth Bale no asume los galones del portugués y Benzema jamás ha sido un goleador al uso. Las mejores cifras de ambos en Liga son los 19 y 24 goles, respectivamente, que marcaron en la 14/15. Mientras ,Cristiano promedió 34,5 goles por campeonato, la media de Benzema en las mismas campañas es de nueve y la de Bale en cinco años es de apenas 14.