El positivo de Wood confirma el acierto de suspender la NBA

Agencias
-

El positivo de Wood confirma el acierto de suspender la NBA - Foto: Rick Osentoski

La confirmación de un tercer jugador de la NBA que ha dado positivo al coronavirus, el joven ala-pívot de 24 años, Christian Wood, de los Pistons de Detroit, convirtió ayer la decisión del comisionado de la NBA, Adam Silver, de suspender la competición en algo cada vez más transcendental. Sobre todo porque Wood fue uno de los jugadores del equipo de Detroit que se había enfrentado al pívot francés Rudy Gobert, de los Jazz de Utah, el primer profesional de la NBA que el pasado miércoles por la noche dio positivo por COVID-19.
Según los datos estadísticos del partido, Wood y Gobert se enfrentaron en el campo 63 veces en ese partido. Con 5,51 minutos para el final hubo una confrontación entre los dos y en la que el escolta-alero de los Pistons, Bruce Brown, también estuvo involucrado.
El contagio de Gobert se conoció poco antes del inicio del partido de los Jazz en Oklahoma City ante los Thunder, que fue suspendido en cuanto se recibió la notificación de los resultados. La decisión de Adam Silver, que no dudo ni un instante en decidir la suspensión de la competición, ha sido considerada «ejemplar» y el modelo a seguir por el resto de la ligas profesionales en Estados Unidos, donde todos los torneos deportivos están suspendidos, incluida el del baloncesto universitario masculino y femenino.
Un día después de haberse determinado el parón de la liga, otro jugador de los Jazz, el escolta Donovan Mitchell, confirmaba a través de las redes sociales que también estaba contagiado con el coronavirus y en cuarentena.
negativo. Los Raptors de Toronto, los actuales campeones de la mejor Liga del mundo y el último equipo en jugar contra los Jazz, en un duelo que se disputó el pasado lunes en Salt Lake City, ya se sometieron a los pruebas del coronavirus y todos sus integrantes, menos uno, dieron negativo. Hasta el momento se desconoce de qué jugador, entrenador o directivo del combinado se trata.
Estos casos confirmaron que de no haberse dado la suspensión inmediata, el contagio entre los jugadores de la NBA podría haber sido de incalculables consecuencias tanto de salud, deportivas y económicas.
«Hemos tomado el control de la situación, aunque todo es muy cambiante. Ahora solo podemos comprometernos a trabajar durante el tiempo que estemos sin jugar de cara a tomar la mejor decisión para el futuro», destacó Silver en la única entrevista ofrecida después que ordenó paralizar la competición.
Por su parte, el comisionado de la Liga Nacional de Hockey sobre Hielo (NHL), Gary Bettman, discípulo del fallecido excomisionado de la NBA, David Stern, apuntó que la decisión de Silver fue la «ideal» y la que le marcó de inmediato el camino a seguir ordenando también la suspensión de su torneo.
Mientras varios jugadores de la NBA, entre ellos el propio Gobert, comenzaron ayer a hacer donaciones a las organizaciones que trabajan para paliar los efectos del coronavirus.