El número de ciberdelincuentes detenidos se dispara un 47,6%

Pilar Muñoz
-

En la provincia han pasado de 103 en 2018 a 151 el año pasado y más de la mitad de los arrestados lo fueron por fraudes informáticos, relacionados sobre todo con compras 'online'

El número de ciberdelincuentes detenidos se dispara un 47,6% - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las conductas delictivas siguen siendo las mismas que hace 20, 30  o 40 años, sobre todo, en lo concerniente a robo y estafa. Lo único que ha cambiado de un tiempo a esta parte es el modus operandi y el escenario. Ahora los timadores y estafadores no necesitan salir de su guarida para hacerse con un botín. Sólo necesitan un ordenador con conexión a la red. Ya no generan tanta alarma social como antes, pese a que los ‘palos’ que dan puedan ser mayores.
La cibercriminalidad sigue dibujando una curva ascendente y dando trabajo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Según los últimos datos del Ministerio del Interior, el número de detenidos en la provincia de Ciudad Real ha aumentado un 47,6%, más de la mitad de ellos por fraude informático.
En el último año han sido detenidas 151 personas, frente a las 103 del ejercicio anterior. El 56,3% fueron arrestados por fraude informático. En este sentido, desde la Comisaría Provincial de Ciudad Real previenen contra esta prácticas delictivas tras indicar que los delitos  en la red siguen aumentando.
Las estafas que más proliferan en la red son en compras online y en la mayoría de los casos los compradores no reciben los productos, indican las fuentes, quienes añaden que se producen en compras  en páginas de internet desconocidas y en otras que parecen seguras. De ahí que recomienden hacer compras en «páginas de confianza» y también antes de realizar el pedido mirar las opiniones de otros compradores.
Los ataques informáticos también han  experimentado un gran incremento, concretamente del 225%, si bien, la cifra no es tan alarmante, ya que han pasado de 4 a 13 en un año.
En el capítulo de hechos delictivos por descubrimiento o revelación de secretos también se observa un importante aumento: 15 en 2019 frente a 7 en 2018. Este tipo delictivo se comete al descubrir los secretos o violar la intimidad de otra persona, sin su consentimiento. A través de internet es muy fácil para el ciberdelincuente apoderarse de datos (claves, nombres de usuario…) incluso si se tiene buena seguridad informática.
En casi todas las modalidades de ciberdelincuencia ha habido un alza en la provincia de Ciudad Real que se ha traducido en su conjunto en un incremento del 28,2%, al pasar de 1.021 a 1.309 en un año.
Por ejemplo, en el capítulo de hechos conocidos de infracciones penales relacionadas con la cibercriminalidad se recogen 1.069 fraudes informáticos en 2019, 265 más que el año anterior.  
Los hechos delictivos recogidos bajo el apartado de Acceso e interceptación ilícita han pasado de 18 a 30 en el último ejercicio.
Las falsificaciones informáticas detectadas también en 2019 han ‘cotizado’ al alza: 53 frente a 44 en 2018. Del mismo modo, se han incrementado los delitos denunciados por interferencia en los datos y en el sistema: 13, nueve más que en 2018.
Los pederastas y pedófilos también hacen uso de la red para satisfacer sus bajos instintos y comercializar con ello. El año pasado se denunciaron 9 delitos sexuales cometidos en la red, cuatro menos que en 2018. Estos hechos delictivos crean mayor alarma social y engloban también la pornografía infantil y el acoso sexual a través de las redes sociales. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cuentan con grupos especializados para investigar y combatir estos delitos.
También preocupan las amenazas y coacciones, que igualmente han sido menos en 2019: 110, frente a 115 en 2018. 
 

Estafas bancarias.

Las estafas bancarias han aumentado un 56,5% en un año al pasar de 105 en 2018 a 169. También se han incrementado casi un 50% las estafas con tarjetas de crédito, débito y/o cheques de viaje. De 313  en 2018 se ha pasado a 468 en 2019, según los últimos datos del Ministerio del Interior.
Cada vez se efectúan más pagos con tarjetas bancarias, que se han impuesto al dinero contante y sonante en compras en supermercados, tiendas, restaurantes, gasolineras ... La mayoría de los ciudadanos se decantan por el dinero de ‘plástico’ para compras importantes y sólo utilizan el efectivo para el pago de pequeña cuantía (un café, vino, refresco ...). También se compra más a través de internet, práctica que ha subido como la espuma en el confinamiento, en todas las franjas de edad. Los mayores más reacios a las compras ‘online’ han acabado perdiendo el miedo. A unos y otros recuerdan desde la Comisaría Provincial de Ciudad Real la importancia de extremar la seguridad para no caer en las redes de los estafadores.
Los sistemas de seguridad en la red son también más fiables, pero aún así los fraudes están a la orden del día como reflejan las denuncias presentadas ante la Policía o Guardia Civil y recogidas en el último informe dado a conocer por el Ministerio del Interior.
Insisten en que hay que estar muy atento a las compras en la red porque es donde se registran más fraudes y en el caso de que se produzca un cargo en la tarjeta sin que se haya realizado, avisar al banco por teléfono o a través de las aplicaciones de la entidad con el fin de que se proceda a cancelar la tarjeta y después denunciar el hecho ante la Policía.