scorecardresearch

El campo baraja unirse a la huelga de transportistas

M. Lillo
-

El sector está analizando esta posibilidad por el encarecimiento de los costes de producción, del mismo modo que en la provincia se plantean protestas específicas por la falta de agua

El campo baraja unirse a la huelga de transportistas - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El campo de la provincia viene alzando la voz sobre la incidencia que está teniendo en sus productos la subida de los costes de producción y sobre la situación de incertidumbre que se padece, lo que ha hecho que el sector se plantee la posibilidad de sumarse a la huelga convocada por el transporte los días 20 y 22 de diciembre, a las puertas de la celebración de la Navidad. Así lo indicaron a este diario desde la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real, desde donde explican que, por ahora, se está analizando la estrategia y contactando con cooperativas agrolimentarias, comunidades de regantes y organizaciones del mundo rural para abordar la forma de visibilizar esta crisis y reivindicar soluciones ante los problemas concretos que padece el sector agrario, que en unos casos son comunes a los transportistas.

De momento, está habiendo estallidos del campo por zonas, como la protesta de los ganaderos que tuvo lugar ayer en Talavera de la Reina por el precio de la leche del vacuno, la de los ganaderos gallegos también por esa cuestión, la de los agricultores extremeños por el precio del tabaco o la que está convocada el día 24 en Almería, por la crisis que está sufriendo el sector de las frutas y hortalizas.

En el caso de la provincia de Ciudad Real, lo que está ya sobre la mesa es una protesta por el agua, una cuestión que incide directamente en la agricultura de la tierra y en la que los agricultores se han venido posicionando totalmente en contra de los recortes planteados en los últimos años por la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Se trata de problemas particulares de cada zona que se suman al malestar general por el incremento del precio de las materias primas. Por esta razón, desde Asaja nacional han impulsado ya una campaña para llenar las redes sociales con un lazo verde con el que reclaman precios justos, con los que puedan cubrir los costes de producción.

«La cadena alimentaria ha saltado por los aires porque ha subido todo, los precios de la cebada están disparados, los abonos, el gasoil, la luz... todo», afirmó a este diario el gerente de Asaja Ciudad Real, Agustín Miranda, quien reconoció que ante esta situación sufren «unos dientes de sierra bestiales» que al final hacen que el sector esté «mal». En unos casos ganan, como en lo referente al precio que les pagan por sus productos, que están más altos que en año anteriores, pero en otros pierden, como en lo relativo a todos los costes de producción, por lo que en muchos casos el desconcierto es tal que ya no saben si al final las cuentas le salen o no. Por todo ello, demandan estabilidad y soluciones para que al final los agricultores y ganaderos reciban unos precios justos por sus productos, los mismo que reclamaban antes de que la pandemia estallara y se frenaran sus protestas.