scorecardresearch

A Pamplona con la máxima prudencia

Eduardo Gómez
-

El Viña Albali Valdepeñas continúa su maratón de partidos visitando este viernes (20.30 horas) la pista de Osasuna con las bajas de Xavi Cols, Sergio González y Óscar de la Faya

Rafael Rato presiona a Ivi en el partido ante el Real Betis. - Foto: ACP (FSV)

El Viña Albali Valdepeñas está obligado a cambiar el chip rápidamente y volver a centrarse en la Liga, tras sellar su pase este martes para los octavos de final de la Copa del Rey en Benavente. El conjunto vinatero visita esta noche (20.30 horas) el pabellón Anaitasuna para medirse a un siempre incómodo Osasuna Magna, que está en plena lucha por clasificarse para la Copa de España.

A las bajas de Xavi Cols y Sergio González se suma en esta ocasión Óscar de la Faya, que debe guardar reposo por precaución tras el tremendo balonazo que sufrió en el rostro en el choque copero en Benavente. De esta forma, Astis, portero del filial, ha entrado en la convocatoria.

David Ramos, técnico del equipo manchego y que podrá volver al banquillo una vez cumplida su sanción tras la expulsión sufrida en Santa Coloma, no cree que el cansancio pueda ser un factor determinante y recordó que su rival también jugó este martes en Ferrol en Copa del Rey (2-5). 

«No buscamos excusas, queremos pensar de forma positiva y afrontamos el choque como una nueva oportunidad para acercarnos a la Copa de España y abrir brecha con la zona media de la tabla», analizó el madrileño.

El equipo vinatero es segundo en la clasificación con 19 puntos en 8 partidos, sólo por detrás de un Barça que es líder con 24 y un partido más jugado, y aventaja en ocho puntos al noveno, el Palma, que sería ahora el primer equipo que se quedaría fuera de la Copa de España. «Estamos en una buena línea y queremos mantenerla», confirmó Ramos, que destacó el potencial de Osasuna Magna, octavo con 12 puntos. «Se trata de un rival que siempre compite bien y es una cancha complicada», continuó el técnico del Viña Albali. Y es que en este primer tercio de competición los de Imanol Arregui ya han sido capaces de vencer en su cancha al Jaén y Levante.

Aunque se trate de un conjunto que ha introducido bastantes cambios en su plantilla y, en teoría ha perdido algo de potencial, desde el inicio ha estado en la zona media-alta de la tabla y Ramos prevé un partido «de intensidad muy alta que nos va a exigir mucha concentración y ser responsables en todas las decisiones que tomemos».