Los médicos de Primaria 10 minutos el próximo 7 de febrero

H. L.M. / Agencias
-
Los médicos de Primaria 10 minutos el próximo 7 de febrero - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Plataforma por la Atención Primaria Digna de Castilla-La Mancha se suma a la protesta de otras comunidades y a la espera de otras movilizaciones que se valorarán el próximo 24 de enero

El próximo 7 de febrero se celebrará la primera de las protestas previstas en Castilla-La Mancha por los médicos de atención primaria. Será un paro de 10 minutos con el que se sumarán al que se efectuará en muchas otras comunidades autónomas. Los profesionales de los centros de salud tienen programado este acto como un recuerdo de que esos 10 minutos son el doble del tiempo del que tienen para atender a dos pacientes. La región se suma a la protesta a través de la Plataforma por la Atención Primaria Digna de Castilla-La Mancha, formada por médicos de primaria de toda la región y las plataformas científicas. Se trata de una inciativa iniciada en Ciudad Real a la que se han sumado el resto de provincias.
Desde la Plataforma explicaron que, antes de esta protesta, «convocaron a los gerentes de la provincia de Ciudad Real para explicar las quejas que había en la atención primaria y no se presentó ninguna». Al ver esta situación solicitaron un encuentro con el presidente de Castilla-La Mancha. Al final, ayer emitieron, tras una reunión celebrada este jueves, una carta abierta tanto al presidente regional, Emiliano García-Page, como a la opinión pública en la que recuerdan que desde hace diez años, coincidiendo con la crisis económica, servicios como la sanidad y, más concretamente la Atención Primaria, considerada como la columna vertebral del Sistema Sanitario Público, fue uno de los servicios «sacrificados» por los recortes.
Los médicos acusan al Gobierno de crear «un sistema hospitalocentrista» con la paradoja «de que el nivel hospitalario atiende el 20% de los problemas pero recibe casi el 80% del presupuesto, mientras la Atención Primaria, que atiende el 80% de los problemas, cuenta con un presupuesto que no llega al 20%». Ante esta circunstancia, y después de solicitar reuniones con responsables sanitarios y el propio presidente regional, Emiliano García-Page, «habiendo obtenido la callada por respuesta», han decidido iniciar estas movilizaciones. Y ello «hasta que los postulados básicos de la Primaria sean asumidos y puestos en práctica por todos los políticos que solo han hecho postureo y engaños».
Los médicos se van a movilizar en las próximas semanas para exigir «un cambio radical, un giro de 180 grados en la política sanitaria hacia la Atención Primaria, para que mejore el primer nivel sanitario, por el bien de los pacientes y de los profesionales que se dejan la piel en su asistencia», sentenciaron. La primera de estas protestas será el 7 de febrero, planteada inicialmente, como un paro de diez minutos, aunque el 24 de enero habrá un encuentro de todos los integrantes de la plataforma para que mediante votación democrática se desarrollen aquellas que decidan los médicos de Primaria. «El día 7 vamos a salir a las puertas de los centros de salud para protestar», indicaron desde la plataforma, con el recuerdo de que «estos problemas que hay en Castilla-La Mancha los tienen en otras comunidades». «Si el día 24 no recibimos respuesta votaremos qué tipo de manifestación vamos a hacer», indicaron.
reivindicaciones. En su escrito que los médicos argumentan que «no pueden seguir» con agendas de hasta 50-60 pacientes diarios «poniendo en riesgo su seguridad por agotamiento de los profesionales en jornadas maratonianas de trabajo y sobrecarga asistencial». Tampoco, añadieron, «a no tener sustitutos durante nuestras vacaciones y descansos reglamentarios por la mala gestión de los gerentes y de los políticos que les nombran y mantienen».
De hecho, advirtieron, que «cada año se forman excelentes profesionales en nuestras áreas sanitarias a los que se les ofrecen contratos basura de muy corta duración y con destinos alejados decenas de kilómetros en muchas ocasiones, por lo que muchos se ven obligados a marcharse a otras regiones donde obtienen contratos más estables y duraderos». Y todo eso «mientras se nos obliga a los profesionales de plantilla en los Centros de Salud a asumir las ausencias, bajas, permisos, salientes de guardia sin contratar a más profesionales que trabajasen en esos días con la consiguiente sobrecarga asistencial y el agotamiento físico y emocional».
Todo este proceso está «poniendo en peligro de extinción a la Atención Primaria tal como la concebimos y fue diseñada en su momento» y los pacientes «sufren las consecuencias de ese pasotismo».