scorecardresearch

Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación

Pilar Muñoz
-

El Cristo de la Piedad ha abierto la procesión del Santo Entierro desde la Catedral donde han convergido el impresionante Descendimiento, la ternura de las Angustias, el extraordinario paso del Sepulcro y la belleza de la Dolorosa de la Catedral

Un momento de la procesión del Santo Entierro - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Sentimientos y sensaciones en la procesión vespertina del Viernes Santo que ha abierto el venerado Cristo de la Piedad, una magnífica talla de Antonio Castillo Lastrucci. Poco antes de las ocho y media de la tarde ha iniciado su peregrinar desde la Catedral Prioral de Ciudad Real a toque de tambor y precedido de dos largas y ordenadas filas de hermanos con túnica, capillo y escapulario de terciopelo negro. Un grupo de niños, pequeños cofrades, abría el cortejo tras la cruz de guía.

El paso del Cristo de la Piedad, en la cruz y sobre un monte de claveles rojos como la sangre de su cuerpo, la sangre de la redención, ha sobrecogido y emocionado a cuantos han presenciado su lento caminar apoyado en sus costaleros. El rostro del Santísimo Cristo de la Piedad transmite serenidad, paz y amor.

La Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Columna de Daimiel ha acompañado al Señor de la Catedral Prioral.

El venerado Cristo de la Piedad ha abierto la procesiónEl venerado Cristo de la Piedad ha abierto la procesión - Foto: Rueda VillaverdeRecogimiento. La Hermandad del Santo Descendimiento ha protagonizado otros emotivos momentos esta tarde noche del Viernes Santo, uno de ellos por su complicada salida de la ermita de los Remedios debido a la estrechez de la puerta. La cuadrilla de costaleros ha salvado la dificultad con éxito iniciando su recorrido por la ciudad con sobriedad, mimo y reverencia.

Este impresionante paso de misterio representa a Jesús en el momento en que le bajan de la cruz  José de Arimatea y Nicodemo, mientras en el calvario aguardan para recogerlo la Virgen María, San Juan y María Magdalena.

El paso, adornado con iris morados y cardos, ha sido escoltado por la Guardia Civil.

La Dolorosa de la Catedral en su magnífico paso de palioLa Dolorosa de la Catedral en su magnífico paso de palio - Foto: Fotos Rueda VillaverdeDevoción. La Iglesia de la Merced ha sido otro punto de encuentro para ver partir el paso de la Hermandad de las Angustias. Franquear el umbral de este templo también entraña dificultades, que han superado los costaleros, recibiendo los primeros aplausos y vivas de la tarde. El paso encarna a Cristo yacente en el regazo de la Madre, Nuestra Señora de las Angustias. Entre los hermanos que han alumbrado el recorrido, ha destacado un grupo de pequeños cofrades, la cantera de una hermandad muy devota y solidaria. Cuatro cadetes de la Academia Militar de Zaragoza han acompañado a las Angustias en su peregrinar por la ciudad con la Banda de Música de Puertollano.

Patrimonio artístico nacional. De la Merced también ha partido la Hermandad del Santo Entierro con su majestuoso paso llevado por sus treinta costaleros. La imagen de Jesús yacente tallada por Rius Garrich ha transmitido la emoción del momento a las aceras de la carrera oficial y a los palcos de la Plaza Mayor llenos de público, mientras, de fondo, el sonido seco de un tambor sin bordones rompía el silencio sepulcral que acompaña al cortejo fúnebre.

El extraordinario paso de Sepulcro está considerado patrimonio artístico nacional y ha sido escoltado este Viernes Santo por la Policía Nacional.

El Descendimiento a su paso por el CamarínEl Descendimiento a su paso por el Camarín - Foto: Fotos Rueda VillaverdeEvocación. Cientos de fieles han seguido con evocación a la Dolorosa de la Catedral. Ha recorrido las calles de Ciudad Real arropada por multitud de personas que han salido a su encuentro tras cuatro años de forzosa ausencia, dos por la lluvia y otros dos por la pandemia de la Covid-19. La Virgen ha podido estrenar en la procesión vespertina del Viernes Santo una corona, así como un magnífico tocado, broche y pañuelo del siglo XIX.

Cuando la Virgen ha accedido a los jardines del Prado a los sones del himno nacional la multitud ha prorrumpido en una estruendosa ovación con la que ha dejado patente una vez más sus ganas de Semana Santa y de recuperar la calle. Minutos antes, el hermano mayor del Ave María, Leonardo Campos, se emocionaba y, con lágrimas en los ojos pedía a sus costaleros, arrodillados ya debajo del paso,  que tuvieran presente que con la Dolorosa de la Catedral va un recuerdo para todos los que no están.

La exposición de maestría andante con la que Marco Pérez, Rius Garrich y Castillo Lastrucci deleitan a ciudadrealeños y visitantes cada Viernes Santo por la noche la cerró la Dolorosa de la Catedral, obra del imaginero sevillano Antonio Castillo, llevada en su esplendoroso y brillante palio.

El paso de Nuestra Señora de los Dolores (Ave María) iba adornado con rosas blancas, fresias y calas. La Virgen lucía el manto más antiguo bordado en oro fino, al igual que el extraordinario palio. En la gloria un corazón con los siete puñales. La Dolorosa de la Catedral tiene 700 hermanos y una cuadrilla de 48 costaleros que han realizado un gran trabajo a las órdenes del capataz Óscar Carrión y la atenta mirada del hermano mayor Leonardo Campos.

Magnífico paso de la Virgen de las Angustias con su hijo yacente en su regazoMagnífico paso de la Virgen de las Angustias con su hijo yacente en su regazo - Foto: Fotos Rueda VillaverdeLa presidencia religiosa la ha ostentado el obispor prior Gerardo Melgar y la civil la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Masías; la teniente alcalde, Pilar Zamora; y el vicepresiente de la Diputación, David Triguero. También ha asistido la consejera portavoz, Blanca Fernández, en nombre del Gobierno de Castilla- La Mancha. El Partido Popular ha estado representado por el portavoz municipal Francisco Cañizares y Miguel Ángel Rodríguez.

El diputado nacional de Vox, Ricardo Chamorro, también ha formado parte del cortejo de autoridades civiles en la procesión del Santo Entierro. 

Por parte del Ejército y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han asistido el subdelegado de Defensa, Juan del Hierro; el comandante militar de Ciudad Real y teniente coronel de la Base de Almagro, Santiago Rubio; el teniente coronel de la Guardia Civil, José Antonio Valle; y el inspector jefe de la Policía Nacional, Dionisio Ocaña. 

Más de cuatro horas de recorrido. Y si la salida del Cristo de la Piedad y de la Dolorosa de la Catedral ha reunido a cientos de personas, también han sido muchos los que han aguardado en los jardines del Prado para ver entrar a sus veneradas imágenes tras cuatro horas de recorrido.

Más fotos:

Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación - Foto: Fotos Rueda Villaverde
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación - Foto: Fotos Rueda Villaverde
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación - Foto: Rueda Villaverde
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación
Viernes Santo de entierro, piedad, angustia, dolor y evocación - Foto: Rueda Villaverde