Ciudad Real registra siete agresiones a sanitarios en 2018

HIlario L. Muñoz
-
Rueda de prensa de José Molina en el Colegio de Médicos - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El presidente señala que Ciudad Real supera la media nacional de agresiones y recuerda que las cifras son «la punta del iceberg» porque se denuncia menos del 10% de las que ocurren

En la provincia de Ciudad Real se denunciaron siete agresiones en 2018, las mismas que hubo en el año 2017, según los datos presentados ayer por el Colegio de Colegios de Médicos, con motivo del Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios. En Castilla-La Mancha y en España, el dato se redujo el pasado año, al pasar de 25 a 22 y de 515 a 490. Con estos datos, Ciudad Real se sitúa por encima de la media regional y nacional en cuanto a agresiones con 2,9 por cada mil colegiados. En Castilla-La Mancha son 2,4, por ejemplo. Lo que sí existe es una feminización de estas agresiones, dijo Molina, con un mayor porcentaje a médicas que médicos, cuatro a tres en Ciudad Real.
«El ámbito en que se dan estas agresiones son principalmente la atención primaria y las urgencias,», dijo el presidente del colegio de médicos, José Molina, quien apuntó que principalmente se trata de «amenazas» y de hecho las agresiones físicas no llegan al 20 por ciento. Tras estas agresiones siempre quedan unas secuelas «psíquicas» que afectan a estos médicos.  Todas las agresiones se produjeron en centros públicos, ninguna en privados. Entre los motivos de las agresiones se marcan aspectos como diferencias en el diagnóstico entre pacientes y médicos.  
El presidente del Colegio de Médicos recordó que estas agresiones son «la punta del iceberg». En este sentido, Molina señaló que son «menos del 10 por ciento» con base en los datos que dispone el colegio de médicos procedente de los servicios de prevención de los hospitales. Por este motivo, desde la organización médica en la provincia cuentan con una herramienta para que de forma anónima aquellos doctores que hayan sufrido agresiones pero no quieran denunciar ante la justicia registren el hecho. Se trata de una encuesta que el año que viene redactaron 51 personas. Molina animó a los médicos a denunciar las situaciones que vivan en las consultas y recordó que el Colegio de Médicos realice un acompañamiento de cada profesional que se ha visto amenazado en la consulta por un paciente o que ha sufrido otro tipo de agresión.
Por otra parte, el presidente del Colegio de Médicos recordó que en Ciudad Real existe un convenio con fiscalía por que el que «todas estas agresiones se comunican automáticamente por escrito» y se tramitan como «atentado a la autoridad». Se trata de un aspecto, dijo, que «enorgullece».
Con motivo de la jornada desde el Colegio de Médicos se ha reclamado que todas las agresiones sean consideradas como delito de atentado a la autoridad y se habilite una estadística para concluir con las diferencias de datos que existen entre los servicios sanitarios y las fuerzas de seguridad.

Los profesionales sanitarios piden que se denuncie 

Castilla-La Mancha es la tercera comunidad donde más agresiones a enfermeros se registran. En total, en 2018 se denunciaron 145 casos en la región. En opinión de todos los expertos, las agresiones detectadas son solo la punta del iceberg, pues se cree que son muchas más las que no llegan a denunciarse. Para acabar con esta lacra, el Colegio de Enfermería de Ciudad Real se suma a la campaña puesta en marcha por el Consejo General en la que se anima a todos los enfermeros y enfermeras a que notifiquen y registren las agresiones de las que sean objeto. El motivo reside, explicó el presidente del Colegio de Enfermería de Ciudad Real, Carlos José Tirado, en que la mayoría de los profesionales, sobre todo cuando se trata de agresiones verbales, no se atreven a denunciar.