scorecardresearch

Con ganas de feria dos años después

Ana Pobes
-

Puertollano se viste de fiesta para celebrar la Feria de Mayo, una de las «más esperadas» y donde jóvenes y mayores tienen su espacio

Con ganas de feria dos años después - Foto: Tomás Fernández de Moya

Puertollano ha recibido con ganas su Feria de Mayo, inaugurada el pasado viernes y que ha recibido estos días gran afluencia de público, especialmente de los más jóvenes. Tras dos años sin Feria de Mayo a causa de la pandemia, los puertollaneros tenían ganas de fiesta, de música y de diversión, y eso se ha notado estos días en el recinto ferial, donde cientos de vecinos y forasteros se han congregado  en la zona de las casetas. Puertollano despedirá este domingo su Feria de Mayo, pero lo hará con el respaldo del éxito y con la mirada puesta ya en la de 2023, a la que buen seguro recibirán con las mismas ganas.    

Los pinchos y las cervezas son un constante ir y venir en el chiringuito de la Asociación Fuente Agria. Miguel Ruiz, miembro de la junta directiva, asegura que la asociación es ya un 'clásico' de la feria desde hace más de treinta años, tiempo en el que la feria también ha cambiado. «Antes, cuando empezamos con la feria, todas las asociaciones instalaban su caseta y ahora somos muchas menos», lamenta. Pese a ello, reconoce que «la feria de este año está siendo muy buena». «Se nota que la gente tenía ganas de salir y pasárselo bien, incluso los que la montamos  también la estábamos esperando con mucha ilusión tras dos años sin ingresos», comenta mientras atienda tras la barra.   Y es que, lo que se recauda estos días es para muchas asociaciones «el único medio de financiación». Así lo explica Jesús Manchón, de la caseta Partido Comunista de España, quien recuerda que gracias a estos ingresos el partido pudo comprar su sede y ha podido adquirir una carpa nueva. «Son los ingresos que nos valen para pagar las facturas y hacer inversiones», apunta.

Ingresos que recompensan las intensas horas de trabajo de una jornada laboral que comienza al mediodía y se prolonga hasta altas horas de la madrugada. «Abrimos al público sobre las 13.30 y cerramos la cocina a las dos de la madrugada», comenta Ruiz, quien señala que en la caseta de Fuente Agria trabajan estos días unas 40 personas, entre camareros y cocineros.

Con ganas de feria dos años después  Con ganas de feria dos años después - Foto: Tomás Fernández de MoyaLa caseta municipal, regentada por el hostelero José María Laguna del restaurante Leña y Carbón,  también tuvo ayer su protagonismo con el humor de Chico Guirola y las actuaciones de la vedette Ana Torres para disfrute de los más mayores, quienes pudieron disfrutar de una rica merienda. Ana Belén Morano lleva dieciséis años trabajando en esta feria en la que «este año se ha notado que había muchas ganas». Ahora, todas las miradas están puestas en las próximas fiestas, que llegarán en septiembre  en honor a la Virgen de Gracia. 

 

Con ganas de feria dos años después
Con ganas de feria dos años después - Foto: Tomás Fernández de Moya