Defiende la decisión de «fusionar» los CEIP de Torrejón Rey

S.L.H
-

La Junta defiende la decisión de «fusionar» los CEIP de Torrejón del Rey. El viceconsejero de Educación sostiene que «nada se hace por capricho», sino tras analizar al detalle la situación del municipio.

El viceconsejero de Educación, Amador de los Ríos, compareció en las Cortes para defender la decisión de la Consejería. - Foto: CARMEN TOLDOS

La Consejería de Educación ha decidido «fusionar» dos de los tres Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) que hay en Torrejón del Rey (Guadalajara), el ‘Señorío de Muriel’ y el ‘Virgen de las Candelas’ de cara al próximo curso y, así, dedicar el primero de ellos a ubicar el futuro Instituto de Educación Secundaria Obligatoria (IESO) «como demandaban los padres». 
 Esta fue la explicación que ofreció en comisión el viceconsejero de Educación, Amador de los Ríos, quien recordó que hasta ahora los alumnos de Infantil y Primaria del CEIP ‘Señorío de Muriel’ compartían espacio con los de Secundaria.
El viceconsejero incidió en que cualquier actuación de la Consejería se fundamenta en un «análisis pormenorizado» de la situación, del escenario previo y de los efectos futuros, y remarcó que «nada se hace por capricho».
Dicho esto, insistió en que el número de puestos de escolarización está «garantizado para toda la población». «No se cierra el colegio, porque no se priva de oferta, sino que se reubica y se fusiona con otro centro», subrayó, al tiempo que aseveró que la fusión no es meramente física sino que responde a un proyecto educativo integrador con «lo mejor de los dos centros que se fusionan» para favorecer así una respuesta educativa adecuada, ya que incorporará un programa plurilingüe y continuará con el programa ‘Carmenta’.

 

Menos de 20 alumnos por aula. En total, Educación ha ofertado 100 vacantes para niños de tres años, 50 en el CEIP número 4 y otras 50 en CEIP ‘Las Castillas’, de las que se han cubierto 45 (31 en el CEIP número 4 y 14 en ‘Las Castillas’), que estarán distribuidos en tres grupos, de 14, 15 y 16 alumnos, respectivamente, por lo que «esto está lejos de que estén hacinados», puntualizó. 
De igual forma, De los Ríos desgranó que en el CEIP número 4 habrá dos grupos de 20 alumnos de niños de 4 años y de niños de 5 años, dos grupos de 22 y 23 alumnos en 1º de Primaria, dos grupos de 19 alumnos en 2º de Primaria, tres grupos de 19 alumnos en 3º, 4º y 5º de Primaria, y tres grupos de 22 alumnos en 6º de Primaria.
Por ello, destacó que la media es de menos de 20 alumnos por aula en el centro que resulta de la fusión y lo mismo sucede en el CEIP ‘Las Castillas’ y en el IESO, y sobre este último ha agregado que alojará a 22 grupos en el curso 2020-2021, la máxima capacidad para ir acomodándose progresivamente y curso a curso para llegar a contar con 18 unidades, y que se eliminarán cuatro aulas prefabricadas.
En relación a la reubicación del profesorado, precisó que los docentes de ‘Señorío de Muriel’ y ‘Virgen de las Candelas’ pasarán a formar un único claustro.

 

Ni PP ni Cs ‘compran’ las justificaciones de la Consejería
En el turno de los grupos parlamentarios, la portavoz de Ciudadanos (Cs), Carmen Picazo, lamentó el «cierre» del colegio ‘Señorío de Muriel’ porque «desaparece» y la falta de información a padres y docentes, sobre todo por la situación actual y los efectos de la crisis de la Covid-19, y reprochó que lo lleve a cabo el PSOE, «un partido progresista al que se le llena la boca de que no va hacer recortes».
Picazo incidió mucho en la falta de previsión del Gobierno regional de cara al próximo curso, cuando habrá que mantener la distancia social en las aulas para evitar rebrotes, algo que, en su opinión, no se logrará con la decisión de fusionar ambos centros educativos, «Parece que vamos parcheando porque había que anunciar un IESO en la localidad y ahora tapamos ese parche con barracones o con la fusión como dicen. No se pueden hacer ciertas promesas cerca de las elecciones que no se pueden cumplir», añadió la diputada de la formación naranja. 
Picazo recordó, por último, que los padres han acudido a los tribunales ante la falta de información sobre lo que sucederá en septiembre, por lo que lamentó que un asunto tan importante como este se dirima ante un juez: «Espero que no sea demasiado tarde». 
Por su parte, la parlamentaria regional del Partido Popular Ana Guarinos, que lamentó la ausencia en la comisión de la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, hizo hincapié en que Torrejón del Rey es uno de los municipios que ha experimentado un mayor aumento de la población y, por tanto, requiere de un incremento en el número de centros educativos y no «recortes sin precedentes con el primer cierre de un colegio público de estas dimensiones y características en la provincia de Guadalajara».
Criticó que el «plan» del Gobierno de Emiliano García-Page consista en ubicar a 450 niños de Infantil y Primaria en un CEIP de más de 20 años y mucho menor de tamaño. «El centro ‘Virgen de las Candelas’ no está preparado para 457 niños, ni tampoco el futuro IESO para albergar a 400 alumnos en un espacio que no soporta más de 200; y todo para no invertir en un nuevo edificio como se comprometieron», lamentó.
Añadió que «cerrando» el ‘Señorío de Muriel’ «cumplen con la creación del IESO más pequeño y con la menor inversión educativa de la provincia: 48.000 euros de inversión a cambio de cerrar un colegio público, cuando el Gobierno de Page se gasta 15 millones en asesores». 
Mientras tanto, la diputada regional del PSOE Diana López se expresó en la misma línea que el viceconsejero de Educación y defendió que no se trata de un cierre sino de una «fusión» de centros educativos que busca una mejora de la calidad, al tiempo que reprochó al PP que ahora dé «lecciones» cuando fue un Gobierno ‘popular’ el que aplicó recortes y «jamás apostó por la educación pública», concluyó.