FSG logra una treintena de contratos en empresas este año

LT
-

En estos momentos hay 15 empresas colaboradoras, siete con convenio, que facilitaron la contratación de 36 parados durante el pasado año en un número que crecerá durante 2018, explicó María Santiago, coordinadora provincial del Secretariado Gitano.

Fotografía de familia. - Foto: LT

Una treintena de contrataciones se han firmado en lo que va de año en Puertollano gracias a los convenios entre las empresas locales y la Fundación Secretariado Gitano (FSG) a través de los programas de inserción laboral.

En estos momentos hay quince empresas colaboradoras, siete con convenio, que facilitaron la contratación de 36 desempleados durante el pasado año en un número que crecerá durante el 2018, explicó María Santiago, coordinadora provincial de la Fundación Secretariado Gitano.

Las contrataciones se han focalizado en el sector servicios entre personas con baja cualificación, como atención al cliente, mozo de almacén, camarera de piso, incluso en trabajos en altura en la petroquímica.

Además 80 personas han sido formadas, de las que la mitad recibieron formación y prácticas en empresas. Uno de los grandes retos educativos es construir mayores niveles de la comunidad con programas como 'Promociona y Complementa', explicó Carlos Ruiz, director territorial de la Fundación Secretariado Gitano.

En el ámbito regional esta entidad ha trabajado con 280 empresas en el 2017 y se han firmado 70 nuevos convenios, que son fundamentales para el desarrollo del programa de empleo Acceder con el que marcar los itinerarios de inserción laboral.

En el 2017 en Castilla-La Mancha se firman 230 contratos, un número inferior al logrado en los anteriores, unos 250, aunque se muestran confiados que de nuevo se va remontar en los próximos meses. Al respecto Ruiz considera esencial la formación con empresas en un entorno real de trabajo, con una actividad con mayor impacto en la inserción del participante.

La Fundación Secretariado Gitano ha ofrecido el I Desayuno Retos y Oportunidades de Empleo, que ha servido para reconocer a las empresas colaboradoras que han asumido la relevancia de su responsabilidad social. “La inclusión real de la comunidad gitana no depende solo de las administraciones públicas, necesitamos a grandes colaboradores como las empresas y romper con estereotipos”, afirmó María Santiago.

Una inserción en la que es esencial establecer marcos de colaboración entre administraciones públicas y empresas, aseguró el concejal de empleo, Carlos Mora, que apostó por políticas de inclusión y a que el tejido empresarial haga realidad su implicación a través de la firma de convenios.