scorecardresearch

La tecnología protagoniza la transformación digital

C.C. (SPC)
-

El control eficiente de los algoritmos que emplean las grandes compañías es el gran desafío en innovación que están experimentando los mayores crecimientos y la colonización del mercado

La tecnología protagoniza la transformación digital

La gran batalla que ya están viviendo los países que tradicionalmente han estado entre las primeras 20 posiciones del mundo es que el dominio de las nuevas tecnologías digitales ha creado un nuevo escenario de naciones pobres y ricas. Es el caso de China que, gracias a las inconfesables cifras dedicadas a innovación en esta materia, ha acabado imponiéndose ya como la primera potencia del planeta, muy por encima de Estados Unidos, Rusia, Japón o Alemania.

En este sentido, España se enfrenta en la próxima década a quedar relegada a una posición sin importancia en un mercado globalizado marcado por estrategias de inteligencia artificial controladas por algoritmos. 

La enorme deuda pública de 1,43 billones que supone el 122% del PIB hace que solo las compañías privadas puedan invertir e investigar en este tipo de avances que requieren de una gran solvencia, así como de profesionales con una formación muy específica.

Los expertos apuestan por abordar con determinación lo que ellos denominan el sesgo algorítmico puesto que, según detallan, el aprendizaje automático se está utilizando en la toma de decisiones con implicaciones comerciales como, por ejemplo, la aprobación de préstamos en la banca o la gestión de los grandes pedidos de e-comerce que requieren dotaciones impresionantes de centros logísticos.

La implantación de las más modernas tecnologías permiten que los procesos productivos que no aportan ningún tipo de beneficio se abandonen radicalmente en busca de una mayor eficiencia y aquellos que no logran cubrir unos niveles mínimos se les vigile. Este tipo de procesos se completa con la incorporación de la inteligencia artificial, el Big Data y mecanismos de aprendizaje automático de las máquinas mediante programas que analizan todos los costes, los tiempos, los beneficios y los mercados en los que se comercializan.

En definitiva, el contexto actual es extremadamente cuantitativo dado que utiliza métodos analíticos desde el minuto cero en la fabricación de un producto o la prestación de servicios. Incluso, hay economistas que consideran que este formato deshumaniza a la clase trabajadora a la que compara con las máquinas más eficientes, por lo que piden que se abra un debate hasta donde se quiere llegar en este punto.