La provincia pierde más de 500 autónomos del comercio

La Tribuna
-

Ciudad Real lidera la caída de trabajadores por cuenta propia de la comunidad autónoma desde 2015, con una bajada del 5,5 por ciento, en un proceso global en todo el territorio nacional

La provincia pierde más de 500 autónomos del comercio - Foto: Rueda Villaverde

En los últimos cuatro años los autónomos que se dedican al comercio han descendido en España en un 4,2 por ciento, un porcentaje que se eleva al 5,5 por ciento en el caso de Ciudad Real, que ha visto cómo ha perdido 538 trabajadores por cuenta propia desde 2015.
El dato, que lo ofrece la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), sirve para dibujar un mapa de la España vaciada, y es que las provincias donde más ha descendido el número de comerciantes son las que más han sufrido el fenómeno de la despoblación, un fenómeno del que no escapa ninguna zona salvo Málaga y Santa Cruz de Tenerife, las únicas que vieron incrementadas sus cifras de afiliación a la Seguridad Social asociadas al comercio.
 La provincia que porcentualmente más autónomos perdió de noviembre de 2015 a noviembre de 2019 fue Orense, con un descenso del 11,7 por ciento. Le siguieron en Palencia (-11,1 por ciento), seguido de Burgos                   (-10,2), Huesca (-9,6) y Guipúzcoa (-9,2). En números totales la que más perdió fue Barcelona, donde han restado 5.619 autónomos desde 2015.
A pesar de que el 5,5 por ciento de autónomos del comercio perdidos en Ciudad Real no le sitúan en el peor de los escenarios desde el punto de vista porcentual, sí que es significativo que fue la región que más trabajadores perdió: 538. La bajada en Cuenca fue de 251 autónomos, lo que representó un descenso del 6,4 por ciento; en Albacete se perdieron 508 autónomos (-6,1 por ciento); en Toledo la caída fue del 3,1 por ciento, con 391 comerciantes menos. En Guadalajara la disminución se situó en el 1.3 por ciento, con 41 autónomos menos.
En total, el número de empleados por cuenta propia del sector del comercio que se han perdido en Castilla-La Mancha desde 2015 es de 1.729.


Dura realidad. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, subraya que «el comercio se enfrenta a grandes retos como son la venta on-line y la digitalización que, como ya hemos dicho otras veces, va a obligar a los comerciantes a renovarse y no se volverán a recuperar aquellas cifras precrisis».
En esta línea, añade que «el comercio es el sector que más ha acusado el proceso de despoblación que tanto nos preocupa. Cuando en un pueblo se cierra el pequeño negocio el pueblo muere, y cuando no se dan oportunidades reales de emprendimiento y relevo generacional en esos mismos pueblos, los jóvenes se marchan y los comercios pierden toda posibilidad de clientes. Donde se cierra un comercio se pierde la vida del pueblo».
Como dato que evidencia una dura realidad, Lorenzo Amor subraya que «se pierden en España 23 autónomos del comercio al día en los últimos cuatro años. Debemos poner medidas que paren esta sangría ya».