scorecardresearch

Más visitas de turistas con la rentabilidad más baja del país

Hilario L. Muñoz
-

La provincia mantienen el repunte de pernoctaciones sin alcanzar los datos preCOVID. Ciudad Real vuelve a ser, en marzo, la provincia con el menor rendimiento por plaza hotelera de España

Turistas en una alojamiento hotelero de la capital en un imagen de archivo. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los hoteles de la provincia de Ciudad Real siguen sin llegar a las cuotas de ocupación que habían logrado antes de la pandemia, pese al repunte que han experimentado en 2022 al caer las restricciones a la movilidad. Así lo apuntan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que señalan que en los tres primeros meses del año se han duplicado los turistas que han llegado a la provincia, con 76.632 visitantes hasta finales de marzo. El dato supera los de 2020, donde hasta el 14 de marzo hubo normalidad en la movilidad, pero están lejos de los 82.443 que hubo en 2019, de los 86.657 de 2018, pero también de los tres primeros meses de 2017 y 2016. Hay que tener en cuenta que estas cifras serán todavía mejores en las próximas semanas, cuando se contabilice el efecto de la Semana Santa, la celebración de las Fallas o un Fenavin que llena hoteles a 60 kilómetros a la redonda de la capital

Los datos son una muestra de los cambios que se han producido durante la pandemia, donde aún predominan el uso extrahotelero, y, de hecho, aún hay muchas infraestructuras que no están abiertas en la provincia. De marzo de 2019 a marzo de 2022 se han perdido 909 plazas de hotel en la provincia, situándose la oferta actual en 6.734. Es el dato más alto desde el primer estado de alarma, por lo que aún podrían recuperarse algunas que no se han abierto a la espera del incremento de turistas. 

Esta disminución de plazas permite que el porcentaje de ocupación haya sido más alto ahora que en 2019 y 2018. En concreto, los datos de Estadística señalan que, de media, ha habido una ocupación del 13 por ciento en la provincia, el dato más alto de los últimos años para el primer trimestre, con un 16,82 por ciento los fines de semana, cifra solo superada por el récord de visitantes que hubo en los tres primeros de 2018. 

El problema es que esta ocupación se logra a costa de bajar el precio y, de hecho, la provincia de Ciudad Real vuelve a ser el territorio de España donde los hoteles logran menor beneficio por plaza abierta, apenas 14,42 euros en marzo. Desde agosto del pasado año, la provincia no encabezaba esta estadística. En este sentido, el precio medio por habitación en Ciudad Real es de 52,67 euros.  Hay otros destinos donde pernoctar es, de media, más barato, pero no cuentan con tantas plazas disponibles como Ciudad Real.