scorecardresearch

Cómo redimir a Lope de Vega

Hilario L. Muñoz
-

Estival Producciones traslada con 'Lope y sus Doroteas' los últimos años de Lope de Vega a un lenguaje moderno, exponiendo su figura como un personaje más de sus enredos para mostrar cómo creo su Dorotea

Cómo redimir a Lope de Vega - Foto: Pablo Lorente

'Cuando Lope quiere, quiere' y cuando se quiere trasladar su vida al mundo moderno se descubre un genio, capaz de crear enredos imaginados al mismo tiempo que los traslada a su pluma; contar historias para entretener al pueblo y reflexionar sobre una de las grandes figuras de la literatura. Analizar su vida es un desafío porque la de Lope es una que encierra a muchas, desde su paso a la armada hasta su final como cura, entremezclado con sus hijos, legítimos e ilegítimos; sus mujeres, legítimas e ilegítimas; y su legado, el legítimo y el que se crea entorno a su figura. Estival Producciones es capaz de tomar todos estos elementos y convertir lo que realmente ocurrió en ficción, en casi dos horas de risa y carcajada con tiempo para la tragedia. 

'Lope y sus Doroteas', bajo la mirada de Ignacio Amestoy, se convierte en una obra llevada de forma magistral por los cuatro actores Ernesto Arias, Lidia Otón, Nora Hernández y Daniel Migueláñez, que juntos representan los últimos años de Lope, en su casa. Ainhoa Amestoy dirige a unos actores que beben de la tradición, de su amor por lo clásico, para dar un paso más y crear escenas que demuestran la fuerza del Siglo de Oro y es que un clásico, solo es clásico cuando logra ser eterno.

La obra comienza en esa vivienda en la que Lope, ya religioso, vive su vida con su última hija ilegítima, Antonia Clara, y con una de sus mujeres ilegítimas, su ama de llaves y cocinera Lorenza. Los tres componen una historia en la que a través de la prosa relatan cómo se creó 'El Castigo sin Venganza', mientras el 'fénix' mira de reojo a Calderón. A la par, escondida, Lope va escribiendo su Dorotea, la historia de amor de su primera ilegítima, Elena Osorio, conviviendo entre recuerdos de una juventud que ya no es.

Cómo redimir a Lope de VegaCómo redimir a Lope de Vega - Foto: Pablo Lorente

La obra encierra muchos recovecos, desde la música clásica al rap, rompiendo la cuarta pared para hablar con el público sobre los motivos por los que solo hay cuatro actores o por qué la Sevilla del siglo XVII es el Nueva York del siglo XXI. Con este recorrido se va entretejiendo una representación que arranca en el teatro más clásico y que concluye en el más moderno, con Lope subido en una silla, divisando entre el público a sus antiguos amores. Ese final es el modo que hay de redimir a Lope, mostrando su amor por lo femenino, pese a los enredos de faldas en los que se vio envuelto durante toda su vida y por los que, incluso, tuvo que exiliarse. En su último exilio, Lope logra la comprensión de su vida y la de su hija, otra joven embaucada en un enredo, por un noble que representa al Lope más joven.