Órdago a la grande

Eduardo Gómez
-

Un enrachado Viña Albali Valdepeñas recibe al Barça con la opción de sellar su pase para la Copa de España (21 horas. Pabellón Virgen de la Cabeza)

Los jugadores del Viña Albali Valdepeñas festejan un gol en el partido ante ElPozo Murcia. - Foto: Rueda Villaverde

El pabellón Virgen de la Cabeza se viste esta noche de gala para recibir al líder de la clasificación y vigente campeón liguero, el Barça. Cuando se cumple un año desde la llegada de David Ramos al banquillo vinatero, el Viña Albali vive uno de los partidos más importantes de su historia, tanto en lo deportivo como en lo emocional.  
Tras encadenar tres victorias frente a Cartagena, ElPozo Murcia y Peñíscola, más el empate con el Movistar Inter, los valdepeñeros se han afianzado en la cuarta plaza y serán equipo de Copa de España si logran otra proeza, derrotar al cuadro azulgrana. En el caso de empatar o perder tendrían que esperar a una derrota del Levante mañana ante el O Parrulo. 
La situación de los valdepeñeros en la tablas es envidiable, «por encima de nuestras posibilidades», confesaba esta semana a este diario el propio presidente del club, Luis Palencia.
Pasada la página de la eliminación de la Copa del Rey en la tanda de penaltis frente al Antequera, el Viña Albali se centra plenamente en la Liga y desea brindar por anticipado un regalo navideño a su afición, que volverá a abarrotar el pabellón Virgen de la Cabeza.
Tras la reaparición de Manu García el pasado martes en la Copa del Rey, David Ramos tiene a trece jugadores de la primera plantilla a su disposición, por lo que deberá efectuar un descarte, ya que Álex García continúa de baja por su lesión de larga duración.
Enfrente estará un Barça que llega también en un gran momento, refrendado con su triunfo del pasado domingo ante Movistar Inter en el Palau (5-3). Eso sí, los de Andreu Plaza se presentarán en la ciudad del vino con tres bajas importantes, Esquerdinha, Ferrao y Aicardo, aunque Boyis vuelve a la lista.
Si hace un año el Barça se impuso con autoridad (2-9) en el segundo partido desde la remodelación del pabellón Virgen de la Cabeza, ahora la situación es bien diferente. Algo que se ha encargado de recordar el técnico culé, Andreu Plaza: «Será un partido muy intenso entre dos equipos que van al alza, ellos sólo han perdido un partido en casa y será muy complicado. El Viña Albali tiene jugadores experimentados y de mucho nivel, y vienen con una inercia positiva que les convierte en un rival muy peligroso».
El Barça no se fía de un equipo que ellos mismos califican como «revelación». Un partido marcado en rojo en el calendario y que puede ampliar la brillante historia del club valdepeñero.