scorecardresearch

Los desafíos del nuevo escenario

M. Lillo / A. Pobes
-

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros y la digitalización son los principales retos de la alta velocidad. Los alcaldes de Ciudad Real y Puertollano destacan los beneficios que ha supuesto para ambas localidades

Los desafíos del nuevo escenario - Foto: Rueda Villaverde

El AVE supuso toda una revolución en el mundo del transporte. Diseñado como una alternativa al avión para unir las grandes ciudades, implicó también una oportunidad para municipios intermedios, como Ciudad Real y Puertollano, que se beneficiaron del servicio en sus inicios y que sentaron las bases de un camino «exitoso», con el modelo de las Lanzaderas que «se exportó» a otras partes del mundo.

Aquellas páginas de nuevas conquista que se escribieron entonces han dado paso a un nuevo capítulo en el que la Alta Velocidad se enfrenta a nuevos desafíos. Los principales, la liberación del transporte ferroviario de viajeros del AVE, no así del Avant, que se mantiene hasta 2028 con posibilidad de prórroga hasta 2033, y la digitalización. Así lo entiende Amparo Moyano, doctora ingeniera de Caminos. «Se abre un nuevo paradigma en el transporte» en referencia al incierto escenario que supondrá la entrada de operadores privados poniendo fin al monopolio de Renfe. En esta nueva andadura hay muchos interrogantes. Para Moyano, la liberación traerá, en principio, «una bajada de precios»: los nuevos operadores intentarán atraer a viajeros, aunque se pregunta qué pasará con los trayectos que no sean rentables, si será necesario incrementar los servicios que tienen la consideración de públicos y, por tanto, están subvencionados por el Estado; o qué sucederá con aquellas ciudades intermedias que verán pasar de lejos los trenes que las compañías privadas no vean rentables.

Incógnitas que esta profesora del área de Transportes y Urbanismo de la Escuela de Ingeniería de Caminos de Ciudad Real cree que se despejarán a medida que se implanten los cambios y que se estabilicen los nuevos servicios. En cuanto a la digitalización, señala a la búsqueda de un servicio cada vez más tecnológico, al que los usuarios desean acceder desde el móvil, y que implicará una apuesta de Renfe, y del resto de operadoras, por ofrecer un servicio cada vez más personalizado.

Los desafíos del nuevo escenarioLos desafíos del nuevo escenario - Foto: Rueda VillaverdeEl AVE trajo «una nueva movilidad» que permitió vivir en Ciudad Real a aquellos que trabajaban en Madrid o viceversa, atrayendo también capital humano a ámbitos profesionales como la Universidad o el hospital, comentó Moyano, que destaca el hecho de que Ciudad Real cuente con «una estación de borde», a las afueras de la ciudad, pero dentro del perímetro urbano. Eso ha supuesto beneficios frente a otras estaciones ubicadas a kilómetros del núcleo urbano, aunque reconoció que pueden analizarse cuestiones como la conexión con el centro o las frecuencias, entre otros.

En el precio de este servicio puso el acento el presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir), Carlos Marín, quien lamentó que el AVE llegó aquí antes que a ningún sitio, pero ahora «somos los últimos». El presidente de la patronal provincia recuerda que ni Ciudad Real ni Puertollano aparecen en los destinos del tren low cost Avlo de la propia Renfe. Para Marín, el precio de los abonos y de los billetes es «prohibitivo» e inaccesible para muchos usuarios, por lo que reivindicó «precios competitivos».

Desde la capital, la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Masías, destacó que el AVE «cambió el destino total de nuestra ciudad» y se convirtió en «un revulsivo económico, social o urbanístico», del mismo modo que amplió las posibilidades turísticas, ya que Ciudad Real fue de las primeras en integrarse en la plataforma de Ciudades AVE.

Un tren AVE a su paso por la estación de Ciudad Real.Un tren AVE a su paso por la estación de Ciudad Real. - Foto: Rueda VillaverdeMasías, que alabó la labor del entonces alcalde, Lorenzo Selas, para que el AVE parase en la ciudad, definió la conexión ferroviaria como «la infraestructura más importante que llegó en el siglo pasado a nuestra capital», un potencial que se ha aprovechado entre todos -dice- y por el que el Ayuntamiento seguirá «peleando» para conseguir mejoras. «No tiene siglas, es una lucha de todos», apuntó en relación al afán de todas las corporaciones para que la ciudad tenga las mejores prestaciones de la alta velocidad y también para tratar de conseguir futuros servicios con la inminente liberalización. Además, señaló el cambio urbanístico que acompañó a la llegada de los primeros AVE y que continúa hoy con las inversiones que se acometen en el barrio del Pilar de la mano de los fondos europeos.

En la ciudad minera

Su homólogo al frente de la Alcaldía de Puertollano, Adolfo Muñiz, calificó aquel 21 de abril de 1992 como una jornada «histórica». Una fecha «muy importante» para Puertollano, ya que el AVE «posicionó a la localidad como una de las ciudades mejor comunicadas del país». Un «gran espaldarazo», reconoció, para atraer otras muchas inversiones en tecnología ferroviaria. Recordó los más de 100 millones de euros que el Gobierno nacional dedica a la electrificación de la línea Badajoz-Puertollano, y que «ayudarán también a posicionarnos en el área de las mercancías con la línea atlántica de Valencia con Sines». Un desarrollo tecnológico que también mira al futuro, ya que Puertollano se encuentra actualmente en «una pista de despegue impresionante» de la mano del hidrógeno verde, con proyectos encima de la mesa como es la industrialización de esta fuente de energía en el sistema ferroviario.

Muñiz resaltó también la frecuencia de trenes con parada en Puertollano y recordó la posibilidad de incluir la estación puertollanera como parada de trenes low cost de la compañía. Asimismo, el alcalde Muñiz reconoció que «todo es mejorable», y en este sentido, abogó por perfeccionar y mejorar aún más todas las comunicaciones e infraestructuras.