La Diputación lleva cultura a 40 municipios de Ciudad Real

Hilario L. Muñoz
-

La Diputación Provincial llevará 40 espectáculos culturales a 40 municipios de la provincia de Ciudad Real que se han acogido a una iniciativa de la institución para retomar las actividades musicales, teatrales o de magia

La Diputación lleva cultura a 40 municipios de Ciudad Real

«Una parte de nuestra vida está incompleta si no contamos con las distintas artes». De este modo, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, animó ayer a participar en la iniciativa ‘Vuelve la Cultura, Ciudad realmente Segura’, un programa con 40 actuaciones en 40 municipios de la provincia de Ciudad Real que buscan demostrar que en la nueva normalidad hay espacio para ir al teatro o a un concierto y para animar a los ayuntamientos a programar dentro de espacios seguros, con distancia de seguridad, desinfección y uso de mascarillas. Del 16 al 26 de julio se desarrollará esta iniciativa para «lanzar ese mensaje de que se puede realizar actividades culturales del tipo que sea», expuso Caballero, quien señaló que se realiza con «los grupos y artistas de la provincia que lo han pasado muy mal» durante las semanas de confinamiento. De hecho para presentar ayer la propuesta, desde la Diputación se planteó un acto en la plaza de Cervantes de la capital con la actuación de un cuarteto de saxofón, con la cantante Eva María y con el grupo de teatro Narea.
El presidente de la Diputación recordó que esta iniciativa se abrió a todos los municipios de la provincia pero respondieron solo 40. «Entiendo que todavía hay ayuntamientos y corporaciones que tienen un cierto temor», señaló Caballero, antes de avanzar que en agosto o septiembre se podría desarrollar una segunda convocatoria, «si hay demanda por parte de los ayuntamientos» que se han quedado fuera. «Se puede disfrutar de la cultura en condiciones de seguridad y es una pena que lo hayamos ofertado a los 102 ayuntamientos y 3 Eatim y que finalmente sean 40 los que se puedan desarrollar», indicó el presidente de la Diputación, antes de pedir también a la iniciativa privada su apoyo en esta apertura de la actividad cultural.
Los 40 eventos se van a regir por un estricto protocolo de seguridad con orden y presencia de ciudadano en escenario, las entradas y salidas en estos espacios mayoritarios abiertos. En este sentido las normas incluyen el control de aforos, una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros, todas las personas deberán permanecer sentadas, las sillas deberán ser limpiadas antes de realizar la actuación y a la entrada se facilitará gel hidroalcohólico a todas las personas. Asimismo, se aconseja el uso de mascarilla. Por otro lado, los ayuntamientos han de contar con personal propio suficiente para poder realizar el control del aforo y no está permitido en el recinto donde se realice la actuación la instalación o funcionamiento de un bar o cafetería.
La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, apuntó que la capital no se iba a quedar fuera de este proyecto y señaló que la intención es que «haya una cultura para todos los colectivos y barrios de la capital», algo que puede ocurrir si «se aforan espacios» y se mantienen las medidas de seguridad. Zamora recordó que «la cultura es promoción económica», fundamentada en promocionar lo «bueno» de la tierra. «Necesitamos artistas para que alguna vez podamos escapar de la tristeza y el mal de este maldito virus», señaló la alcaldesa, quien dio el pésame a todas las familias y pidió «responsabilidad» a los ciudadanos sobre todo durante «los fines de semana».
Por último, el cantaor y guitarrista Ricardo Fernández del Moral agradeció al a Diputación esta iniciativa para «poner en marcha el tejido cultural nuevamente». «Tras unos meses tan terribles como los que hemos vivido necesitamos que la cultura nos dé la medicina para el alma», dijo Fernández del Moral, quien recordó la labor de los artistas durante el confinamiento, actuando desde casa y pidió a los vecinos su apoyo en estos momentos en que vuelven a los escenarios pero que lo «hagan con mucha prudencia porque esto no ha acabado».