Aumentará la capacidad de la planta de reciclaje de Almagro

A. Criado
-

El Consorcio invertirá cerca de 1,9 millones en un proyecto para automatizar de forma parcial las actividades manuales de clasificación, mejorando así la eficacia de separación

Aumentará la capacidad de la planta de reciclaje de Almagro - Foto: Fotos Rueda Villaverde

La planta de reciclaje y compostaje de Almagro incrementará su capacidad de acción de 40 a 45 toneladas a la hora con una clasificación automática de las principales fracciones. Será una de las mejoras de las que se beneficiará esta infraestructura tras la inversión de casi 1,9 millones de euros que llevará a cabo el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de Ciudad Real, financiada al 80% con fondos europeos.
Tras conseguir todos los permisos pertinentes y aprobar una modificación presupuestaria de cerca de 380.000 euros, para hacer frente al 20% restante de la inversión, el Consorcio RSU, presidido por María Fresneda, sacó hace unos días a licitación el proyecto, que tienen un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que las obras estarán acabadas, si no hay contratiempos durante este periodo, en el primer semestre de 2021.
A día de hoy, los productos que llegan a estas instalaciones son clasificados mediante tromel, separando una fracción de finos, evacuada mediante cinta transportadora, y una fracción de gruesos, sobre la que se realiza una separación manual de elementos recuperables. Además, los operarios realizan una captación de férricos mediante separador electromagnético sobre el material procedente de la cinta de triaje. La planta actual consiste en una línea de fracción orgánica y resto con una capacidad de 40 toneladas a la hora, que se quiere automatizar parcialmente con el objetivo de mejorar la efectividad de recuperación de materiales.
más eficacia. De este modo, la futura planta tendrá una capacidad de 45 toneladas con clasificación automática de las principales fracciones, utilizando parte de los equipos antiguos en la línea de proceso. En concreto, se implantarán nuevos equipos, se reubicarán y/o remodelarán de algunos de los ya existentes y se adecuarán las instalaciones auxiliares. Tras realizar estas actuaciones, se conseguirá una automatización parcial de las actividades manuales de clasificación, la mejora de la disponibilidad de la línea de tratamiento, mayor eficacia de separación y un menor porcentaje de rechazos.
La población afectada por este proyecto será toda la perteneciente al Consorcio RSU de Ciudad Real, es decir, aproximadamente 380.360 habitantes. Tras realizar la remodelación de la planta, tal y como explicó en su día el gerente del Consorcio, Óscar Narros, «se conseguirá la automatización de las actividades manuales de clasificación, convirtiéndolas en controles de calidad,  mejorando las condiciones de los operarios y la disponibilidad de la línea de tratamiento».
Además, añadió, «se incrementará la eficacia de separación y se disminuirá el porcentaje de rechazos a vertedero».
Cuando esté la instalación funcionando, estima que se obtendrán de la planta almagreña casi 11.000 toneladas de bioestabilizado y más de 4.000 de compost. «El objetivo es llegar a un 70% de reciclaje en nuestras instalaciones», sentenció Narros.