scorecardresearch

"En Ciudad Real no ha habido agresiones de esta magnitud"

Hilario L. Muñoz
-

La Junta de Personal Docente de la provincia recuerda que la violencia verbal está en aumento, pero hasta ahora no se había registrado una agresión física como la ocurrida en Argamasilla de Alba en la provincia, sí en otras zonas de la región

"En Ciudad Real no ha habido agresiones de esta magnitud" - Foto: Tomás Fernández de Moya

"Han denunciado los profesores porque hubo agresiones, parte de lesiones y detenciones". La Junta de Personal Docente destacaba la importancia de la agresión ocurrida en el IES Vicente Cano de Argamasilla de Alba, "la mayor los últimos años" en la provincia de Ciudad Real, donde se lleva mucho tiempo sin hablar de la violencia física en las aulas, no así en otras provincias de Castilla-La Mancha. "Hubo alguna brecha y muchos golpes que ocurrieron con una barra de plástico", explicaron, a la vez que recordaron que los cinco docentes estaban en los juzgados y el profesorado que seguía en el centro "estaba intranquilo" porque más allá de la gravedad de las lesiones hay un daño psicológico en toda la comunidad educativa. 

"Es la primera vez que llegamos a este momento, sí que ha habido verbales", señalaron las integrantes de la Junta de Personal, Celia Ruiz, Rocío Romero y Mónica Sánchez de la Nieta, tras una concentración y la lectura de un manifiesto a las puertas de la Consejería de Educación en la capital. "Es la primera de los últimos años porque en Ciudad Real teníamos la suerte que estos hechos no se daban", comentaron. A la vez, recordaron que la familia tiene antecedentes, "con varios cursos en los que ha habido insultos a los profesores", sin saber, de momento, "es muy pronto" si se tomará alguna medida concreta en el centro. 

La Junta de Personal Docente ha pedido "medidas activas" para que esto no vuelva a suceder con el desarrollo de la ley de la autoridad del profesorado que "realmente proteja a los docentes".  "Decimos que en Ciudad Real no ha habido agresiones de esta magnitud, al menos en este curso, pero más leve se sucede cada día, la violencia en las aulas es un hecho y todos la conocemos". 

Este es el manifiesto leído por la Junta de Personal Docente a las puertas de la sede de la Consejería de Educación en la capital, donde se ha producido un minuto de silencio:

La Junta de Personal Docente de Centros Públicos no Universitarios de la provincia de Ciudad Real manifestó su más enérgica condena y rechazo ante las lamentables agresiones sufridas por nuestras compañeras y compañeros del IES Vicente Cano de Argamasilla de Alba de Ciudad Real, que se suman a las precedentes ocasiones en que hemos tenido que lamentar casos similares en otros centros educativos de nuestra región. Dichas agresiones no deben pasar inadvertidas o ser tomadas como hechos aislados o puntuales, pues todas y cada una de estas acciones necesitan de la respuesta directa de la Administración, de la comunidad educativa y del resto de agentes sociales, sobre todo cuando las mismas se cometen contra las y los trabajadores de la enseñanza que desarrollan su labor con la mayor profesionalidad exigible en situaciones cada vez más adversas.

Recordamos que es la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y en concreto la Consejería de Educación a través de su Servicio de Inspección, quien está obligada a procurar que los trabajadores y trabajadoras ejerzan el desempeño de sus funciones con la dignidad y la seguridad laboral necesaria.

Nuestro sistema educativo, nuestros docentes, nuestro alumnado, sus familias y la sociedad en general, no pueden ni deben asistir impasibles ante cualquier tipo de agresión o conducta violenta y deben tomarse las medidas preventivas, educativas, correctoras y de protección a las víctimas incluyendo las acciones legales o penales, que hoy aquí exigimos.

Desde esta Junta de Personal Docente, creemos firmemente que es el deseo y también el compromiso de todos y todas erradicar de nuestros centros cualquier tipo de violencia, no solo hacia los docentes, sino también entre cualquier miembro de nuestra comunidad educativa. Es por ello que, sin olvidar las actuaciones estrictamente sindicales que pudiéramos adoptar, queremos emplazar a la Consejería de Educación, docentes, alumnado, madres y padres y a toda la sociedad en general a sumarse a esta reflexión de condena unánime ante todo tipo de agresiones, situaciones de acoso o violencia de alta, media y baja intensidad en el seno de la comunidad educativa y emplazamos a todos los centros a celebrar un minuto de silencio de la comunidad educativa en solidaridad con los compañeros y compañeras agredidos y en repulsa por este tipo de agresiones.