Seis empresas optan a ejecutar la rehabilitación del Torreón

Manuela Lillo
-

Todas las ofertas contemplan bajas económicas en relación con el importe de la licitación y oscilan entre el 9,1 y el 32,2 por ciento, una de ellas clasificada como baja temeraria

Seis empresas optan a ejecutar la rehabilitación del Torreón - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

Seis empresas han presentado sus ofertas para tratar de hacerse con la adjudicación de la obra de rehabilitación del arco del Torreón, un proyecto histórico que lleva pendiente legislatura tras legislatura sin que hasta el momento se le haya dado solución, de manera que el arco permanece desde hace años rodeado de unas vallas que protegen la gran excavación que se hizo para la fallida ejecución de un aparcamiento subterráneo.
El presupuesto por el que salió a licitación este proyecto es de 670.252,59 euros más IVA y todas las ofertas presentadas han ‘metido la tijera’ para ejecutar la obra por un importe menor y tratar así de hacerse con la concesión. En concreto, las ofertas contemplan bajas que van desde el 9,1 por ciento, la más reducida, al 32,2 por ciento, la más elevada. Ésta última corresponde a la empresa Parros S.L., que plantea una oferta por 454.230,18 euros, es decir, 216.022 euros menos que el importe por el sale a licitación. De este modo, dicha oferta ha sido considerada en baja temeraria y se ha requerido información a la empresa sobre la justificación de ese recorte.
La empresa Construcciones Majoin S.L. ha presentado la oferta de mayor cuantía, 609.259,60 euros, es decir, 60.992.99 euros menos que lo licitado. Entre medias se encuentran las ofertas presentadas por OnSaze Infraestructuras S.L., Ibercesa Firmes S.L., Otxandiano Empresarial S. A.U. y la UTE Urvios S.L-Proforma S. L., según los datos publicados por el Ayuntamiento de Ciudad Real.
El proyecto persigue la adecuación del entorno de esta zona de la capital después de que en el año 2006 se paralizaran las obras de construcción de un parking que arrojó a la luz nuevos hallazgos arqueológicos. Se prevé la integración de este espacio en una zona peatonal, así como la restauración de los restos originales del arco, de las cuevas y de los fragmentos de foso y muralla descubiertos. «Todo ello bajo el seguimiento y control arqueológico preceptivos», contempla el proyecto. También que todos los restos puedan quedar visibles y visitables y dispongan de paneles  informativos, al mismo tiempo que se resolverá la accesibilidad del conjunto con amplios itinerarios peatonales, además de la creación de 51 plazas de aparcamiento.