scorecardresearch

Ciudad Real anota el 24% de las sentencias de Menores en CLM

Pilar Muñoz
-

Los fiscales muestran su «preocupación» por la violencia en el ámbito familiar, de hijos a padres

La Fiscalía de Menores de Ciudad Real tiene competencia en toda la provincia. - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real acapara la cuarta parte de las sentencias dictadas en Castilla-La Mancha por delitos imputados a menores. En el último año se ha registrado un ligero aumento en las diligencias preliminares abiertas por la Fiscalía de Ciudad Real, concretamente del 5,65%, al pasar de 406 a 429. Algo más se ha incrementado el numero de sentencias dictadas por el Juzgado de Menores, uno para toda la provincia de Ciudad Real. La titular de este órgano judicial emitió 148 sentencias en el último año, frente a las 134 del curso anterior, lo que supone un 10,5% más. En el conjunto de la región castellano-manchega, los jueces de menores pusieron 604 sentencias, el 24,5% se han dictado en Ciudad Real, una de cada cuatro. De las 148 resoluciones, sólo 12 han sido absolutorias, según el informe estadístico anual al que ha tenido acceso este periódico. Las sentencias condenatorias impuestas de conformidad con el acusado tras admitir el delito son 114, hasta 21 más que en 2020, pero lejos de las 127 de hace cinco años. En el último quinquenio la cifra más alta se registró en 2018 con 135 condenas de conformidad. Ese año se dictaron en la jurisdicción de Menores de Ciudad Real 182 sentencias, el número más alto en el periodo objeto de análisis. En el último año se ha producido un ligero aumento con 148 resoluciones, 14 más que en 2020.

Sin embargo la cifra de expedientes de reforma, que son los procedimientos de materia penal en la jurisdicción de menores de entre 14 y 18 años, ha disminuido ligeramente, al pasar de 215 a 210.

En este contexto cabe recordar que a partir de los 14 años se puede exigir responsabilidades, antes son inimputables. Un dato llamativo es el relativo al aumento anotado en los escritos de alegaciones que han pasado de 120 a 154 en un año.

Violencia de hijos a padres. Los fiscales de la jurisdicción de Menores siguen expresando su preocupación por la violencia de hijos a padres. Los delitos de violencia intrafamiliar y de género, aun habiendo disminuido en el conjunto de Castilla-La Mancha, preocupan porque el número «sigue siendo elevado». En la región se han registrado 111 casos, frente a los 154 del pasado ejercicio, un número inferior, pero «preocupante», ya que revela «la dificultad existente para erradicar los brotes específicos de delincuencia relativa al maltrato familiar de los menores a los progenitores». La Fiscalía de Ciudad Real abrió tres expedientes «susceptibles de ser calificados de máxima gravedad a tenor del artículo 10 de la Ley Orgánica de la Responsabilidad Penal de los Menores». Se trata de dos hechos por agresión sexual, con solicitud de sobreseimiento por la Fiscalía, y otro por homicidio, tenencia ilícita de armas y allanamiento.

No obstante, los delitos más comunes cometidos por menores son los relativos a lesiones, robos con fuerza, violencia doméstica y conducir sin permiso. En el último año se han registrado 146 hechos delictivos perpetrados por menores, lejos de los 207 de hace cinco años. A partir de 2017 empezó a recortarse la cifra. Los delitos leves también han ido cayendo, de 133 a 77 en el último quinquenio.

En la mayoría de los casos se han impuesto a los menores infractores medidas de libertad vigilada, 77 en Ciudad Real en un año. A esta medida, le siguen otras de tareas socio-educativas con un total de 52.

La provincia de Ciudad Real cuenta con dos centros de menores para el cumplimiento de medidas de internamiento: La Cañada, donde se encuentran también internos menores procedentes de otras ciudades al ser de ámbito nacional, y los Girasoles, de régimen abierto.